Pagará 229.000 euros a una firma por analizar 11.000 expedientes

El FROB revisará cada fallo judicial favorable a preferentistas de NCG

Sede de Novgalicia en la Coruña.
Sede de Novgalicia en la Coruña.

El FROB encargará a una empresa privada la revisión de todos los fallos judiciales favorables a los preferentistas de Novagalicia, el 85% de cuyas compensaciones deberá ser abonada por el organismo estatal según el acuerdo de venta de la entidad al grupo venezolano Banesco.

A tal fin, el FROB ha puesto en marcha un concurso público de adjudicación para que una empresa proceda al "análisis y verificación de las cantidades reclamadas al FROB por sentencias contrarias derivadas de la mala comercialización de instrumentos híbridos", lo que incluye preferentes y deuda subordinada.

Las compañías interesadas tienen hasta hoy 7 de enero para presentar sus ofertas, que el FROB valorará de cara a la adjudicación definitiva. En sus propuetas deberán informar de la experiencia del equipo de trabajo en asuntos económicos y jurídicos, y "al menos uno" de sus integrantes, "altos conocimientos de Excel".

El pliego de condiciones del concurso, la llave para un contrato que durará hasta el 1 de marzo de 2016, supone la revisión aproximada de 11.000 expedientes correspondientes a seis trimestres de fallos contrarios que analizar, arrancando desde el tercero de 2014.

El FROB abonará a la empresa adjudicataria 229.000 euros por su labor, de los que 190.000 euros componen el pago neto por los servicios y el resto impuestos.

Además, tal y como se indica en el pliego de condiciones, la empresa que finalmente sea adjudicataria contará con veinticinco días naturales para la realización de los trabajos desde la comunicación del FROB, aunque este plazo podrá alargarse.

A finales de 2013, el FROB acordó la venta de Novagalicia a Banesco por 1.003 millones de euros a cambio de cubrir una serie de garantías por riesgos judiciales, como la comercialización de híbridos, la retirada de cláusulas suelo hipotecarias o los procesos arbitrales con garantías de seguros.

Fuentes cercanas al proceso cifraron en 500 millones de euros el coste total de las garantías que podría terminar asumiendo el FROB tras la venta, de las que buena parte corresponderían a la compesación de preferentistas y tenedores de deuda.