Prevé crear hasta 50.000 empleos

La industria de los componentes del motor crecerá un 24% para 2020

El sector dedicará 1.385 Millones de euros a I+D en cinco años.

Representa un 4% de los ingresos totales del sector.

José María Pujol, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para la Automoción.
José María Pujol, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para la Automoción.

Cada coche que sale de las líneas de producción de cualquiera de las 17 fábricas españolas de vehículos lleva en su interior un sinfín de piezas y de tecnología fabricada ex profeso para esos modelos por fabricantes también españoles. La industria de los componentes de la automoción ubicada en el país tiene un “peso fundamental” en la cadena de valor de los vehículos y aporta “más del 75% del valor total del automóvil” fabricado, señala la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes de Automoción (Sernauto), que engloba del orden de 1.000 empresas del sector. La patronal está convencida de que el potencial de estas compañías es tal que, en cinco años, podrán “incrementar su facturación un 24%, en 6.800 millones más, hasta los 34.800 millones conjuntos” y crear “hasta 50.000 empleos, de los que 30.000 puestos serán directos”.
Para ello, la asociación ha lanzado la Agenda Estratégica de los Componentes 2020 con el objetivo de potenciar la industria en los próximos años. La estrategia está basada en cuatro pilares: mejora de la competitividad, internacionalización, investigación y desarrollo y financiación. El desarrollo supone 28 iniciativas distintas y 75 medidas concretas que “contribuirán a fortalecer a las empresas del sector y aumentarán su competitividad y proyección internacional”, aseguran desde la asociación.
En concreto, el impacto esperado de las medidas propuestas supondrá un crecimiento de la facturación de 6.800 millones de euros. Las exportaciones del sector se incrementarían en 2.400 millones, es decir, en un 14% hasta representar 19.400 millones de euros.
Según los datos presentados por Sernauto, este crecimiento tendría “un impacto muy positivo en la economía española, generando hasta 30.000 puestos de trabajo directos hasta 2020, lo que supondría un incremento de la contratación del 16%”. La asociación considera que, dado el efecto multiplicador de la industria, en 2020 las empresas estarían empleando a unas 221.000 personas de manera directa. Entre puestos de trabajo directos e indirectos, el sector emplearía a 359.000 personas en 2020.
Además, la asociación considera capital incrementar la inversión en investigación y desarrollo de estas empresas. El objetivo es incrementar el gasto en I+D en un 76%, hasta los 1.385 millones en los próximos cinco años. Representará un 4% del total de la facturación del sector frente al 2,8% de los ingresos totales que supone a día de hoy.
Tal y como detalló el presidente de Sernauto, José María Pujol, a Cinco Días, “la investigación es hoy más importante que antes”. “Tenemos que ser capaces de anticiparnos a nuestra competencia presentando desarrollos tecnológicos a los fabricantes en muchos campos capitales para la automoción del futuro como la reducción de la contaminación producida y de los pesos del vehículo, la mejora de la seguridad y de las comunicaciones. Los retos son muy importantes”, afirmó Pujol.
El presidente de Sernauto explicó a que la industria de los componentes de la automoción es una gran desconocida en el país, “tanto por la ciudadanía como por las administraciones públicas, que están más pendientes de los fabricantes que de los proveedores”, pese a la envergadura de sus empresas.

Alta aportación de la economía española

Con esta Agenda Estratégica para 2020, Sernauto pretende dar la relevancia “adecuada” al sector de fabricación de componentes para la industria de la automoción. “El sector de fabricantes de equipos y componetes para automoción realiza una importante contribución a la economía por su tamaño, interrelación con otros sectores, faceta exportadora y aportación al empleo”, reclamaron desde Sernauto. Así, la asociación señaló que las cerca de 1.000 empresas que representan suponen aproximadamente el 9% del total de la industria manufacturera española.
“España tiene una industria de componentes de automoción desarrollada y de gran tamaño. Es el cuarto mayor productor de componentes de Europa y posee una cuota de 7,3% del mercado en todo el mundo”, señalaron.
Las empresas españolas del sector de componentes están presentes en los principales centros productivos del mundo, con fábricas en hasta 35 países repartidos por los cinco continentes. Esta industria posee así “un elevado carácter exportador, con 17.000 millones de euros en exportaciones el año pasado, lo que representa el 60% de su producción”. Este porcentaje podría incrementarse hasta un 82% “si se consideran los componentes instalados en vehículos exportados”, señalaron desde la asociación. Han contribuido en 1.400 millones de euros a mejorar la balanza comercial del país.
Sernauto también destacó que estas empresas “generan empleo de calidad y bien remunerado”. Las más de 1000 empresas del sector generaron 309.000 empleos en 2013 con una alta retribución: 41.000 euros anuales de coste de empresa por trabajador, un 10% más que la media industrial nacional.