Abre la mayor feria tecnológica del mundo

CES: Drones, coches y objetos conectados toman Las Vegas

Presentación de un drone para grabación de vídeos de alta calidad.
Presentación de un drone para grabación de vídeos de alta calidad.

La mayor feria tecnológica del mundo, el CES de Las Vegas, ya ha arrancado. Aunque oficialmente se inaugura hoy, ayer ya se dejaron ver algunas novedades a modo de aperitivo de lo que promete este evento, que reunirá hasta el próximo viernes a 3.600 empresas de 140 países –entre start-ups y gigantes tecnológicos– con las tecnologías más disruptivas. La impresión 3D, los drones y los sistemas no tripulados, la robótica, los vehículos inteligentes y los wearables (dispositivos vestibles) serán, según los organizadores de la feria, los grandes protagonistas de esta nueva edición del CES, aunque no faltarán electrodomésticos con menor consumo energético, televisores curvos y 4K Ultra HD, monitores 5K o diferentes propuestas de gafas y cascos de realidad virtual.

El CES de 2015 será la prueba irrefutable de que el internet de las cosas es un fenómeno imparable y de que prácticamente cualquier objeto –incluidos una maleta o un biberón, por ejemplo– pueden conectarse a internet y convertirse en objetos inteligentes. Según CEA (Consumer Electronics Association), organizadora del evento y patronal estadounidense de la industria de la electrónica y la informática de consumo, el sector facturará este año casi 170.000 millones de euros.

El CES, que tradicionalmente ha sido un escaparate para mostrar las mayores tendencias tecnológicas, como recuerda Mashable (en 2011 coronó al teléfono inteligente como la pieza centra de nuestra vida digital, en 2012 avanzó la aparición de los ultrabooks y en 2014 los televisores 4K), también servirá este año para ver cuales son las grandes apuestas de las empresas del sector. Y parece que hay bastante unanimidad en que serán seis. La primera, el impulso del hogar inteligente (se espera ver frigoríficos, lavadoras, básculas y elementos de iluminación conectados a internet). La segunda, la imposición de 4K, no solo en televisores sino también en monitores para ordenador y en cámaras de vídeo, aunque según aseguró el pasado domingo Steve Koenig, director de Análisis Industrial de CEA, 2016 será el punto de inflexión para los televisores 4K.

Un biberón inteligente para evitar cólicos en los niños.
Un biberón inteligente para evitar cólicos en los niños.

Otra tendencia serán los wearables: anillos, brazaletes, colgantes, ropa y relojes que se conectan al smartphone. Alcatel, por ejemplo, ha presentado su primer smartwatch, un modelo circular con su propio sistema operativo compatible con móviles Android y con el iPhone mediante una app dedicada. Un reloj que cuenta con lector de ritmo cardíaco, entre otras funciones, y que costará 150 euros. CEA señala que en 2015, año en el que debutará Apple Watch, el negocio de los relojes inteligentes generará 3.100 millones de dólares, un 474% más que en 2014, por 1.800 millones los brazaletes que registran la actividad física.

Monitor de LG para juegos. Ultrapanorámico y con resolución 21:9
Monitor de LG para juegos. Ultrapanorámico y con resolución 21:9

El CES también va a poner especial énfasis en la industria de los nuevos desarrollos en drones y sistemas no tripulados, un mercado que superará los 1.000 millones de dólares en cinco años. Y dejará claro que la impresión 3D ha llegado para quedarse. Según CEA, este año se venderán 67.000 impresoras 3D, lo que supone un incremento del 43% y un volumen de negocio de 76 millones de dólares. El área de impresión 3D de la feria contará con más de 30 compañías, que presentarán impresoras más pequeñas y baratas para usar en cualquier entorno, incluido el hogar.

En la feria habrá también oportunidad para ver la evolución de los sistemas de realidad virtual liderados por Oculus VR y los últimos modelos de smartphones, el producto tecnológico más vendido. LG presentó ayer su LG G Flex 2, un móvil curvo con pantalla de 5,5 pulgadas (el mismo que el LG G3), que según explicó la compañía es capaz de autorreparar pequeños arañazos en su cubierta trasera en segundos. También está previsto que Samsung enseñe su futuro Galaxy S6. Se espera que este año el precio medio por teléfono inteligente vendido caiga por primera vez por debajo de los 300 dólares.

El último gran protagonista será el coche conectado. Este año las empresas de automoción ocupan, de hecho, un 17% más de espacio en el CES, y harán demostraciones de conducción autónoma o por gestos. El organizador de la feria ha asegurado que las ventas de vehículos con sistemas tecnológicos instalados de serie, ya sean de seguridad, de asistencia o de ocio, aumentarán un 3% en 2015, lo que supondría un volumen total de negocio de 9.200 millones de euros.