Baja de 100 puntos básicos por primera vez desde 2010

¿Ha tocado fondo la prima de riesgo española?

Vista de la Bolsa de Madrid.
Vista de la Bolsa de Madrid.

La prima de riesgo de España, que mide el diferencial de los intereses que pagan los bonos españoles en comparación con sus homólogos alemanes a un plazo de diez años, ha arrancado 2015 por debajo de los 100 puntos básicos, un nivel no visto desde mayo de 2010, antes de que Grecia pidiera el rescate y el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero adoptara su primer plan de recortes. En el primer día de negociación del nuevo año, el bono español a una década ha caído de la barrera del 1,5%, también al mínimo histórico del 1,497%. Y ello a pesar de que el bund alemán, de referencia por su solvencia en Europa, haya marcado también un récord mínimo en el 0,498%.

Hace un año, el bono español a este plazo se situaba al borde del 4% (en el 3,97%), de manera que el sobrecoste que paga España por colocar su deuda soberana se ha reducido en más de la mitad. Esto se debe fundamentalmente a que España ha recuperado poco a poco la confianza de los inversores después de unos años difíciles por la crisis de deuda de la zona euro, que afectó sobre todo a los países de la periferia de Europa y desembocó en el rescate de economías como la de Grecia y del sector bancario en España.

Así, en el verano de 2012, el riesgo país español registró su máximo histórico en los 638 puntos básicos con el rendimiento del bono español en el 7,6%. Poco después el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, puso en marcha una serie de medidas y abrió la puerta a compras de deuda soberana condicionadas, lo que relajó las primas de riesgo de los países del euro.

Ahora, de nuevo el mercado espera (y ya descuenta) que Draghi emprenda en el inicio de 2015 un programa de compra de deuda pública, un Quantitative Easing al estilo de la Fed, lo que puede estrechar aún más la prima de riesgo española. Asimismo, la economía española ha mejorado y las perspectivas para este año apuntan a un crecimiento del PIB del 1,7%, según datos de Bruselas.

De acuerdo con los expertos, el riesgo país de España no ha tocado fondo, y debería seguir evolucionando a la baja en los próximos meses. En concreto, BBVA Global Markets Research calcula que se moverá este año en torno a 70 puntos básicos. "Esto viene derivado de las expectativas de un QE de deuda pública por parte del BCE a lo largo del primer trimestre de 2015", señala Renta 4.

Además, esta vez los problemas de Grecia, que ha vuelto a generar incertidumbre en los mercados por la crisis política que atraviesa el país, que ha tenido que adelantar las elecciones al 25 de enero al fracasar el intento de votar a un nuevo presidente, se presentan como algo más local y su efecto contagio es limitado, aseguran los expertos.

Por lo pronto, la bajada de la prima de riesgo de España ha permitido al Tesoro ahorrarse unos 5.000 millones de euros en costes de financiación, según confirmó el ministro de Economía, Luis de Guindos.