José Luis Ruiz, director de No + Vello
"La depilación no puede ser elitista"

"La depilación no puede ser elitista"

Desde hace cuatro años es el responsable de la expansión de No + Vello, la compañía de centros especializados en fotodepilación. José Luis Ruiz, nacido en Buenos Aires hace 51 años, ocupa un discreto despacho en la sede de la firma en Villanueva de la Cañada, localidad madrileña donde nació la firma en 2007. La idea partió de dos empresarios de la zona, que abrieron dos centros de fotodepilación IPL (luz pulsada intensa), uno en este pueblo y otro en Móstoles. Además de utilizar una técnica diferente al láser, comenzaron a aplicar un concepto de negocio que revolucionó el sector de la estética, como es la tarifa plana de 30 euros.

Pronto se corrió la voz “y comenzó a venir gente de Toledo, de Ávila, de otros lugares, y ahí fue como se empezó a hacer marca”, recuerda Ruiz. El objetivo de No + Vello: popularizar la fotodepilación, “que no fuera un servicio elitista, de alto coste, como hasta entonces”. Para ello, comenzó un plan de expansión nacional a través de un sistema de franquicias. “La inversión era muy asequible, de 30.000 euros más IVA, además de la obra y del requisito del local, que ha de tener 40 metros cuadrados y estar a pie de calle. Además, la gestión es muy sencilla y se consigue una buena rentabilidad”, asegura. La previsión era alcanzar los 150 establecimientos en el primer año de vida, pero el reto se alcanzó en tan solo seis meses. En 2008 había 275 centros, pero llegaron a tener abiertos 487 locales.

En la actualidad, en España hay 299 establecimientos, y otros 1.000 repartidos por todo el mundo. “La crisis ha sido muy dura, pero además apareció mucha competencia, que también ha ido desapareciendo”. Ruiz asegura que uno de los motivos del cierre de muchos centros ha sido por la falta de iniciativa comercial por parte de los franquiciados. Desde la central se cerraron 160 centros por incumplimiento de contrato, “no ofrecían el servicio ni seguían las directrices que fijaba la empresa, ponían en peligro la imagen de la marca”.

A pesar de la crisis económica, el sector de la estética ha ido en ascenso. “Ha mantenido el crecimiento porque tiene un componente emocional, ya que por mal que vayas de dinero algo siempre te gastas para estar bien”, señala. La facturación de No + Vello es de seis millones, y como grupo, de 75 millones de euros. De media, cada centro ingresa al año 90.000 euros.

En 2014 se abrieron 16 nuevas franquicias en España y el objetivo para este nuevo año es inaugurar 30 centros más. José Luis Ruiz pasó 18 años como ejecutivo en el sector de bebidas refrescantes, en multinacionales como Schweppes o PepsiCo, donde ha desempeñado distintos cargos en áreas como ventas, marketing o gestión de equipos comerciales. “El cambio ha sido importante por lo diferente que es el negocio, pero me he adaptado muy bien. El sector de la belleza es apasionante por las posibilidades que tiene”, explica.

Por ejemplo, han comenzado a aplicar el mismo sistema de luz para rejuvenecer la piel y una técnica con tecnología led para facial, corporal y dental, como también una técnica que permite fotodepilar pieles bronceadas y una línea de productos de belleza. Este mes de enero lanzarán una serie de productos de luz de wood, que combate las manchas de la piel. “Todo ello a precios competitivos porque entendemos que la estética no tiene por qué ser cara”, asegura este directivo, que confiesa que desde que trabaja en No + Vello se cuida más. “Me pongo más crema y me hago los tratamientos porque no los podemos vender sin haberlos probado”. Yasegura que el mundo de la estética es divertido, “es algo natural porque la gente quiere mantenerse joven y estar bien”. Es un mundo, asegura, con mucha luz.