Análisis de Asexor

Fluidra: el gran reto de hacer crecer el negocio

Momento de la salida a Bolsa de Fluidra en 2007.
Momento de la salida a Bolsa de Fluidra en 2007.

Fluidra es una empresa especializada en el desarrollo de aplicaciones para el uso sostenible del agua, con cuatro líneas principales de negocio: piscina & wellness; tratamiento de aguas; conducción de fluidos y riego. La compañía cerró el tercer trimestre de 2014 con una mejora del beneficio neto del 73,5% en la comparativa interanual, si bien la empresa viene de acometer una intensa reestructuración de sus actividades en Europa, con un importante proceso de desinversiones. A juicio de Axesor, el reto ahora es “un mayor desarrollo de las bases estratégicas, ya que la compañía aún mantiene una elevada dependencia del segmento piscina (68,2% de las ventas entre enero y septiembre de 2014) y del mercado europeo (71,2% de las ventas al cierre del tercer trimestre). Axesor otorga a Fluidra un rating de BB+ con tendencia estable, calificación que mantiene en base a la evolución de los resultados del tercer trimestre, los cuales muestran una contención de la caída de las ventas, gracias a los progresos en la evolución del negocio europeo y a la “mejora sensible” en la rentabilidad de explotación.

La agencia de rating reconoce que la destacada presencia del grupo empresarial en el segmento piscina le proporciona “una elevada fortaleza competitiva, que se extiende al ámbito internacional, propicia sinergias con el resto de actividades de la compañía, el mantenimiento de ciertas ventajas competitivas y la posibilidad de influir en su entorno competitivo”. De acuerdo con sus propias estimaciones, Fluidra mantiene una cuota de mercado en el negocio de piscinas del 55% en España, del 31% en Reino Unido, el 29% en Francia y hasta del 60% en Oriente Próximo.

“El análisis de la gestión en Fluidra permite identificar, bajo nuestro criterio, unos fundamentos positivos que se apoyan en una eficiente estructura accionarial, una elevada estabilidad asociada y el resultado positivo de las estrategias implementadas. La compañía ha desarrollado de manera intensa las labores estratégicas, mostrando un grado de consecución a adecuado”, valoran desde Axesor. “La compañía avanza en su desempeño estratégico fuera del entorno europeo, donde aún requiere consolidación de las recientes adquisiciones y de los mercados no maduros, a la vez que efectúa las acciones necesarias para recuperar la rentabilidad en sus mercados tradicionales y de mayor peso en el negocio”, constatan los expertos de la agencia de rating. “La recuperación de las ventas en 2014, junto a las acciones realizadas permiten retomar la senda del beneficio y encarar los objetivos de crecimiento y reducción de deuda que aún requieren de mayor recorrido”, concluye el equipo de análisis de Axesor.

Desde un punto de vista financiero, Axesor incide en ciertas dificultades de Fluidra para reducir su endeudamiento, motivadas básicamente por “la continuidad en una intensa actividad de inversión”, si bien considera que los objetivos a corto y medio plazo se están cumpliendo. En este sentido, la venta de activos ha ejercido como refuerzo para los planes de reducción de endeudamiento. El grupo tenía en 2012 una deuda financiera neta de 223,3 millones de euros, que se situó al ejercicio siguiente en 221,17 millones de euros. La compañía asegura que las acciones de desinversión se han realizado ya “en su parte más significativa”; el resultado es que al término del tercer trimestre del año 2014, la deuda financiera se situaba en 181 millones de euros, con un ratio de deuda financiera neta/Ebitda de 2,86. La combinación de un incremento de los beneficios y una reducción de la deuda han impulsado un descenso notable del ratio deuda financiera neta/Ebitda, ya que al cierre del tercer trimestre de 2013 era de 3,86.

Aunque la calidad de la liquidez se ha visto afectada en los últimos años por la constante reducción de la posición de tesorería y el consecuente mayor protagonismo de los fondos externos, Axesor considera que Fluidra cuenta con una liquidez “adecuada” para atender las necesidades de su actividad. La compañía está presente en 42 países, a través de más de 150 delegaciones y tiene una plantilla de 3.600 empleados.