La industria de la TDT reclama una prolongación de tres meses

El dividendo digital, en manos del Consejo de Ministros

El ministro de Industria, José Manuel Soria.
El ministro de Industria, José Manuel Soria.

El futuro del dividendo digital está en manos del Consejo de Ministros. En la reunión de este viernes, última del año, se establecerá la prórroga definitiva para la entrega de las frecuencias de 800 MHz, usadas actualmente en la TDT, a las operadoras de telecos para el uso en el móvil 4G. Este cambio en los plazos debe llevarse a cabo a través de una modificación legal, en este caso a través de un decreto-ley, a aprobarse antes de final de año. La duda está en el plazo definitivo.

Los afectados se vieron las caras este martes. Y es que los representantes del sector de la TDT, de las operadoras y del Ministerio de Industria se reunieron en el denominado Grupo de Coordinación y Seguimiento de Actuaciones para la liberación del Dividendo Digital. En el encuentro, celebrado en la sede de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y presidido por el secretario de Estado, Víctor Calvo-Sotelo, los representantes de las patronales televisivas Forta y Uteca así como de la patronal de los instaladores Fenitel, de Abertis Telecom y del Consejo de Consumidores y Usuarios, volvieron a reclamar que se establezca una prórroga de tres meses.

En un comunicado conjunto posterior, estas entidades señalaron que los datos de los que se disponen actualmente “indican que solo con una prórroga que retrase hasta final de marzo de 2015 la liberación del dividendo digital se podrán acometer adecuadamente los trabajos de adaptación de antenas y despliegue de los nuevos multiplex”. Industria reconoció que a final de noviembre, solo el 42,6% de los edificios afectados por la reantenización habían completado la adaptación de sus sistemas de recepción de televisión.

Con estos porcentajes, en opinión de la industria de la TDT, solo con su propuesta habrá un plazo de tiempo suficiente para realizar el proceso de forma correcta y evitar que muchos millones de televidentes puedan quedarse sin acceso a distintos canales. De establecerse el plazo de tres meses, la entrega de estas frecuencias, el denominado dividendo digital, no tendría lugar hasta final de marzo, cuando en el calendario legal actual se establece el 31 de diciembre.

Ante estas reclamaciones, los representantes del Ministerio de Industria dijeron que habían tomado nota de las peticiones planteadas por el sector de la TDT. En un comunicado, el Departamento de José Manuel Soria señaló que el Gobierno está estudiando ampliar el plazo máximo de liberación del dividendo digital más allá del 31 de diciembre de 2014, para facilitar que puedan avanzar las adaptaciones sin perder ningún canal de televisión durante el proceso. No obstante, no indicó ninguna fecha. Las incógnitas están abiertas porque durante el pasado fin de semana, Soria comentó que podía prolongar el periodo de tiempo durante un mes o mes y medio. Es decir, por debajo del tiempo reclamado por la industria de la TDT.

El Ejecutivo deberá también buscar un acuerdo con las telecos para una compensación por el retraso. De no ser así, las operadoras, que pagaron más de 1.200 millones de euros en 2011 por estas frecuencias, podrían denunciar al Estado por incumplimiento legal en los plazos de entrega del espectro.

Dentro del proceso, el Ministerio explicó también que se están impulsando las medidas necesarias para que las subvenciones que se otorguen a los usuarios, no tengan incidencia en su declaración de la renta. De igual forma, aseguró que desde septiembre, la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones ha inscrito 847 nuevas empresas en el registro de compañías instaladoras.