Los hospitales de CVC aumentan su peso en el sector privado

IDC cierra la compra de Ruber por 200 millones

El grupo hospitalario IDC, antes Capio, controlado por la sociedad de capital riesgo CVC, ha firmado hoy la adquisición de la compra de la clínica y el hospital Ruber, en Madrid. La operación se realiza seis meses después del acuerdo de absorción del Grupo Hospitalario Quirón por parte de IDC. De acuerdo a fuentes conocedoras de la adquisición, la compra de Ruber se ha firmado por 200 millones de euros. El despacho DLA Piper ha asesorado a Ruber.

El grupo sanitario Ruber, de los hermanos Bergaz Pérez, fundado en el año 1942, está compuesto por la Clínica Ruber y el hospital Ruber Internacional en Madrid, y su nombre está ligado al de la atención sanitaria privada de mayor nivel, adonde acuden miembros de la familia real o conocidos artistas o empresarios. La Clínica Ruber está situada en el barrio de Salamanca y el hospital Ruber Internacional en el barrio de Mirasierra.

Con la compra de Ruber y Quirón, IDC refuerza su posición como grupo sanitario de atención privada. Hasta 2011, al menos, el 70% de los ingresos de IDC, entonces Capio, provenían de los contratos mantenidos con la Comunidad de Madrid para gestionar hospitales públicos.

En 1998 CVC adquirió Ibérica de Diagnóstico Cirugía (IDC); con CVC como primer accionista el grupo hospitalario se hizo en 2002 con la Fundación Jiménez Díaz, en Madrid, tras comprometerse a asumir una deuda superior a los 58 millones. En 2005 CVC vendió IDC al grupo sueco Capio. Un año después la firma de inversión Apax se hizo con Capio en una operación valorada en cerca de 2.000 millones.

En 2011 CVC volvió a comprar la división española de Capio por 900 millones de euros. Durante este año con las adquisiciones de Quirón y Ruber, el grupo IDC se consolida como el primer grupo privado sanitario de España. El próximo reto para CVC podría ser el de sacar a Bolsa en España a IDC.

CVC, fundado en 1981, cuenta con una red de 20 oficinas, una en España, y unos 250 empleados. Gestiona fondos en nombre de más de 300 inversores y 44.000 millones de dólares vinculados a 290 inversiones.

La firma es la sociedad de capital riesgo más activa en España en los últimos 15 años. Además de en IDC, participa en el capital de compañías españolas como R Cable; Abertis Infraestructuras; Cortefiel; o Deoleo.