Para los que no paran en casa

Para los que no paran en casa

Puede que el tiempo no acompañe en esta época, pero desconectar cuando comienza a hervir la fiebre por las fiestas navideñas es quizá una idea a tener en cuenta. Lejos de casa, en familia o con amigos, habrá quien diga que una retirada a tiempo es una victoria y más si se trata de una sorpresa.

Huir al campo puede ser una sabia decisión, buscar un hotel rural y encontrarse con la naturaleza. Rusticae propone casi tantas alternativas como personas. Entre las más buscadas, tarjetas regalo para amantes del vino, con alojamiento y cata; escapadas para taurinos, visitando una auténtica ganadería de toros bravos, o un fin de semana gourmet a base de alojamientos y restaurantes donde el paladar será lo primero.

Si prefiere dar el salto y pegarse el gran viaje esta Navidad, nada como invitar a sus allegados a una experiencia inolvidable en Manhattan. La Casa de mis Primos es una empresa española con casi 40 apartamentos repartidos por todo Nueva York; para estas fiestas ofrecen la posibilidad de regalar una estancia diferente en la ciudad: musicales en Broadway, sobrevolar el skyline en helicóptero o un paseo a caballo por Central Park son algunos de los planes que se podrán hacer gracias a las tarjetas regalo.

Como en casa en ningún lado, y como España pocas cosas, así que si su espíritu viajero no da para tanto y simplemente quiere una escapadita corta, los Paradores de turismo suelen ser de los planes que no fallan. Recientemente, los usuarios de la web de viajes Tripadvisor han nombrado al Parador de Lorca (Murcia) como el mejor establecimiento de la cadena para pasar una estancia. Sus comodidades, el entorno y la atención al cliente lo hacen especial.

Cada vez hay más adeptos a regalar una estancia en un hotel, una experiencia, una cena o unas entradas para un espectáculo. La oferta se multiplica

Para aquellos que prefieran encontrarse con un paisaje mágico, el Parador de La Gomera (Canarias) puede resultar una experiencia inolvidable, rodeado de vegetación y frente al mar. Además, en todos encontrará una amplia selección de eventos y cenas para celebrar los días festivos.

Las comilonas también son tradición en estas fechas, pero ¿por qué no alejarse de los excesos? El hotel Puente Romano, en Marbella, ha creado un plan especial en su centro Milk&Roses, un espacio dedicado a la belleza, la relajación y el bienestar. Entre otros, ofrece el Plan Duo Detox, un tratamiento que empieza con un baño relajante, a continuación se realiza un masaje linfático por todo el cuerpo y se incluye cuidado facial y un té desintoxicante para alejarse de cualquier atracón navideño.

PARA LOS AMANTES DE LAS AVENTURAS

Si la tranquilidad y el reposo de sillón no es lo suyo, quizá prefiera aprovechar las bajas temperaturas para descargar adrenalina. En pleno valle de Arán, con la estación invernal de Baqueira Beret como carta de presentación, puede vivir una experiencia diferente gracias al heliesquí, una modalidad reciente que consiste en acceder en helicóptero a zonas más altas de la montaña para descender esquiando por laderas casi imposibles. Allá donde no llegan los remontes y donde la nieve es más virgen, puede darse el lujo de practicar esquí. Para saber más, la compañía Pyrenees Heliski ofrece desde cursos de iniciación hasta paquetes exclusivos para esta práctica.

Montar en globo, conducir un coche de alta gama en un circuito, lanzarse en parapente o recibir clases de buceo o navegación. No hay actividad o aventura que no contengan las cajas de experiencias Adrenalina Extrema de La Vida es Bella. Regalar sensaciones nunca estuvo tan de moda y puede ser, además, el broche de oro para una Navidad lejos de lo común.

PARA PALADARES MUY SELECTOS

Comer es un placer. Y más si se hace en nuestra tierra y bajo el siempre respetado consejo de la Guía Michelin. Más de 38 restaurantes con una estrella están disponibles en la caja gastronómica que propone Smartbox  para regalar a los amantes del buen yantar. Gracias a ella se puede disfrutar de una cena para dos por menos de 130 euros.

Tanto si viaja a Madrid como si le apetece pasar unas fiestas diferentes en la ciudad, el hotel Silken Puerta América, icono de la arquitectura en la capital, ofrece cinco exclusivas propuestas para estas fechas. En sus restaurantes Lágrimas Negras y MAD Restaurant, los comensales podrán disfrutar de las mejores cenas de Nochebuena y Fin de Año, y de las comidas de Navidad, Año Nuevo y Reyes, con un menú de lujo con el sello del chef Martín Berasategui.

Combinar turismo y vino siempre es una buena opción. Los amantes de los mejores caldos disfrutarán La Rioja alavesa visitando –y catando– las bodegas de Marqués de Riscal. Gracias a los planes que se ofrecen es posible no solo admirar el asombroso edificio creado por el arquitecto Frank O. Gehry, sino también conocer los viñedos y las instalaciones, así como degustar las variedades más ricas, siempre acompañadas de un estupendo aperitivo.

PARA MELÓMANOS Y ARTISTAS

Los musicales, las actuaciones y los conciertos son, casi siempre, el mejor recurso de ocio para estas fiestas. A la Gran Vía madrileña ya no le faltan espectáculos dignos de Nueva York o Londres y, a buen seguro, esta Navidad colgarán el cartel de completo casi todos ellos. Y para quienes prefieran algo clásico, el Ballet Imperial Ruso actuará toda la Navidad en el teatro Compac Gran Vía. El lago de los cisnes, El cascanueces o Don Quijote son algunas de las propuestas para introducirse, si no lo ha hecho ya, en la magia de la danza clásica. Más información y fechas en www.gruposmedia.com.

 

Los espectáculos de luz, música y movimiento producidos por El Circo del Sol  no paran por toda España. A partir del 3 de enero, Santa Cruz de Tenerife les dará la bienvenida con su representación Quidam, un mundo imaginario que transportará al espectador.