Asegura que frenará la inversión

Duro ataque de Telefónica contra el plan de fibra de la CNMC

Competencia obligará a Telefónica a abrir su red de fibra salvo en las grandes ciudades

Movistar deberá crear una oferta mayorista de fibra para empresas, según el regulador.

La operadora presidida por Césa Alierta reclama una rectificación

Instalación de fibra óptica en un domicilio.
Instalación de fibra óptica en un domicilio.

Gran enfado en Telefónica ante la consulta pública publicada este viernes por la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC) sobre los mercados de banda ancha. 

La operadora ha señalado que en un primer análisis, "sorprende y preocupa que en el contexto de un mercado donde los operadores de telecomunicaciones han anunciado importantes despliegues de redes de nueva generación, la resolución que se saca a consulta pública parece ir en sentido contrario, abriendo la red de fibra de Telefónica en toda España salvo en nueve ciudades".

Fuentes de la operadora afirman que no parece que la propuesta apunte a promover un escenario inversor, lo que puede alterar los planes de despliegue de los operadores. Telefónica, que formulará sus alegaciones, espera que finalmente la CNMC rectifique esta propuesta inicial para que España pueda seguir a la cabeza en el desarrollo de nuevas redes de comunicaciones electrónicas.

En su consulta pública sobre los mercados mayoristas de banda ancha fija (mercados 3a, 3b y 4), la CNMC propone obligar a Telefónica a abrir su red de fibra a la competencia salvo en las grandes ciudades.

Según explican fuentes de la autoridad reguladora, se han identificado nueve municipios con mayor despliegue de redes de nueva generación en los que Telefónica no deberá dar acceso a su red de fibra óptica. En estas ciudades, Madrid, Barcelona, Alcalá de Henares, Badalona, Coslada, Málaga, Mostoles, Sevilla y Valencia, que representan un 16% de la población española, hay ya un mínimo de tres despliegues simultáneos de redes de nueva generación. No obstante, en estos municipios se mantendrán las obligaciones sobre la red de cobre, la infraestructura de obra civil y el último tramo de la red de fibra que transcurre por los edificios, lo que se conoce como verticales.

Para el resto de municipios españoles, que suponen el 84% de la población española, la CNMC propone que Telefónica deba prestar un nuevo servicio mayorista de acceso virtual al bucle de fibra.

Con respecto al mercado de acceso indirecto del segmento residencial, la CNMC ha identificado dos zonas con diferentes niveles de competencia. Una zona competitiva formada por 606 centrales de Telefónica, que corresponde con el 56% de la planta de pares de cobre, en la que la teleco tiene una cuota inferior al 40%. En la otra zona, considerada no competitiva que supone más de 8.100 centrales, Telefónica mantiene una cuota superior al 60%.

El regulador va a proponer que las obligaciones en materia de acceso indirecto (tanto en fibra como cobre) se mantenga solo en la zona de menor competencia. No obstante, de forma transitoria, durante un año, Telefónica debería desarrollar una oferta mayorista de acceso indirecto (NEBA) sobre fibra óptica nacional sin el límite de 30 Mbps.

En relación al segmento empresarial, la CNMC ha determinado que Telefónica cuenta con una posición de privilegio y que la situación competitiva no ha mejorado en los últimos años. Así, el regulador propone crear una oferta mayorista de acceso indirecto específica para el ámbito de las empresas.

De igual forma, la CNMC prevé simplificar las condiciones relativas al cierre de centrales por parte de Telefónica, para alinear las previsiones regulatorias del cierre a las existentes en el ámbito europeo.

Fuentes de la CNMC explicaron que la consulta pública incluye un plazo de dos meses en los cuales los operadores podrán presentar sus distintas alegaciones. Posteriormente, la propuesta se enviará a la Comisión Europea para que presente sus recomendaciones.

De esta manera, el plazo para que esta nueva regulación entre en vigor podría situarse entre siete y ocho meses.

En el proceso se atenderá, no sólo las alegaciones de los agentes del mercado, sino posibles cambios que se pudieran producir en la estructura de la industria de las telecos, incluyendo la compra de Jazztel por Orange. No obstante, desde la CNMC se indicó que la posibilidad de que esta operación tenga lugar se ha descontado a la hora de realizar el análisis.