La CNMV y el Banco de España reclaman que paguen ya las tasas de 2013 y 2014

La banca debe abonar este año al FGD unos 5.500 millones

Fachada del Banco de España. EFEArchivo
Fachada del Banco de España. EFE/Archivo EFE

La banca española está que trina. La CNMV y el Banco de España han comunicado hace unos días a las entidades financieras que deberán asumir el pago al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de 2013, incluido el pago de la derrama por las preferentes de Novagalicia y CX, y 2014 este año. Suman unos 5.500 millones de euros, que se cubrirán con reservas y beneficios.

 La CNMV y el Banco de España han comunicado a las distintas entidades financieras españolas que deberán cubrir con las reservas de este año la aportación que tienen que aportar al FGD correspondiente al ejercicio de 2013, incluido el pago de las derramas para las preferentes de Novagalicia y Catalunya Banc, que asciende a 1.200 millones, tras haber abonado ya en enero 800 millones. En total, 3.000 millones incluido la tasa anual. En España, a diferencia del resto de los países de Europa, este pago se abona con un año de diferencia.

Además, este ejercicio tienen que realizar una doble aportación, ya que deben cubrir también el pago al FGD correspondiente a 2014, lo que significa adelantar otros alrededor de 2.500 millones de euros en conjunto (está en función de los depósitos de cada entidad). Pero en esta ocasión, los supervisores han comunicado a la banca que esta parte la tiene que cubrir contra la cuenta de resultados del presente ejercicio. La justificación facilitada a los bancos es que España es el único país de Europa que abona sus tasas al FGD con un año de retraso, por lo que tanto la CNMV como el Banco de España pretenden corregir esta atípica situación para homologarla con el resto de la banca europea, justo coincidiendo con la supervisión única europea, iniciada el 4 de noviembre, y con la creación de un nuevo FROB europeo. Para evitar que los cerca de 5.5000 millones correspondientes a los dos ejercicios se lleven contra los beneficios obtenidos al cierre del presente año, los supervisores han optado por que las tasas de 2013 se lleven contra las reservas, ya que de lo contrario –siempre se ha llevado contra el resultado del ejercicio–, las ganancias de las entidades podrían sufrir una considerable merma, que podría llevar incluso a alguna entidad a pérdidas.

Este cambio de criterio coincide con la próxima entrada en vigor definitivamente del FROB europeo en 2016, y que estaría dotado con 55.000 millones de euros en 10 años. En la actualidad las entidades españolas pagan al Fondo de Garantía de Depósitos el 0,2% de sus depósitos. La última directiva sobre fondos de depósitos exige que disponga de un patrimonio equivalente al 0,8% de los depósitos asegurados en 10 años.