Fin de año turbulento en los mercados

Cinco claves que marcarán el ritmo de las Bolsas en las próximas horas

Dos mujeres pasan por delante de una oficina de cambio de divisas ayer en Moscú, Rusia.
Dos mujeres pasan por delante de una oficina de cambio de divisas ayer en Moscú, Rusia. EFE

En estas sesiones de volatilidad desmedida en los mercados, los inversores tienen que tener mil ojos si no quieren perder de vista los principales factores que determinarán el rumbo de las Bolsas en las próximas horas. Al precio del petróleo, la situación que vive Rusia y el desplome del rublo se suman hoy Grecia y la Fed, entre otras cosas. En definitiva, una recta final de año inesperada en los mercados y que se presenta muy movida.

Petróleo: El petróleo es el activo que más están vigilando los inversores y la evolución de los precios del ‘oro negro’ en el corto plazo seguirá marcando el paso de las Bolsas, dada la enorme correlación que se ha creado entre ellos. A juicio de Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets, los mercados “en lugar de valorar el estímulo positivo que un crudo más barato tiene para los países occidentales, se inclinan por una interpretación en clave de menor demanda por la ralentización económica mundial, acentuada por el daño que los nuevos precios del petróleo causará a los países productores”.

El brent cotiza hoy en torno a 61 dólares.

Rusia: El desplome del precio del petróleo afecta sobremanera a Rusia, cuyo Banco Central ha comentado que una cotización del crudo en 60 dólares provocaría una caída del PIB el año que viene superior al 4,5%. La economía rusa ya está sufriendo por su política respecto a Ucrania, que le ha deparado fuertes sanciones por parte de Occidente, agravando aún más la fuga de capitales que ha afectado a los países emergentes durante 2014. “Los mercados no temen tanto el impacto económico derivado de la crisis de este país como el impacto financiero que puede suceder: liquidación de posiciones y mayor incertidumbre geopolítica”, asegura José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España. Añade que “además, llueve sobre mojado. Me refiero a la combinación de precios de commodities a la baja y depreciación de las monedas que pueden acentuar los problemas de muchas economías emergentes”.

Rublo: El Gobierno y el Banco Central de Rusia tratan de estabilizar la cotización del rublo, que el martes llegó a perder un 24% en un solo día frente al dólar (causando pánico a la población rusa que teme por sus ahorros), a pesar de la espectacular subida de tipos en Rusia, desde el 10,5% al 17%. Finalmente, la descontrolada caída de la divisa rusa se moderó. El Ministerio de Finanzas de Rusia ha anunciado que comenzará a vender sus remanentes de divisas en el mercado para respaldar el rublo. Así, el rublo sube ahora entorno a un 4%. Parece que los esfuerzos de Rusia surten algo de efecto.

Las autoridades rusas han comunicado que preparan un paquete de medidas encaminadas a lograr la estabilidad financiera en los mercados nacionales, sacudidos por la caída del rublo, según informa Reuters. El Banco Central ha dicho que planea realizar subastas de divisas adicionales si fuera necesario, y se impondría una moratoria temporal sobre la revalorización de las carteras de valores de los bancos.

Pero el posible default del país sigue sobrevolando los mercados. La deuda rusa a dos años se sitúa por encima del 15% por primera vez en su historia. El riesgo de impago de Rusia supera ya el 35%. Pingarrón señala que “los mercados están muy alarmados por los enormes problemas de la economía rusa, y empiezan a descontar en algunos casos (como los bonos o los CDS), la posibilidad de que se reedite la crisis de 1998 y el país quiebre”. 

Grecia: El Parlamento griego vota para elegir presidente (a partir de las 18 horas) y evitar así el tan temido adelanto electoral, elecciones legislativas que podrían dar el triunfo al partido populista radical de izquierdas Syritza. Desde Link Securities explican que los mercados no esperan que el candidato propuesto por el primer ministro Samaras alcance los dos tercios de los votos necesarios para ser elegido en esta primera votación. La firma sostiene que “no obstante, será importante comprobar con qué apoyos cuenta. Si los diputados que no apoyan al Gobierno pero que podrían, en un momento dado, votar al candidato oficial, se decantan por no hacerlo en esta primera votación, entendemos que la imagen de “soledad” del Gobierno pude pesar y mucho en los mercados de valores europeos. Por el contrario, una sorpresiva victoria en primera votación del candidato oficial provocaría una fuerte reacción de alivio en los mismos”. 

Reserva Federal: Hoy la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos acapara también todas las miradas, con la comparecencia de Janet Yellen, en la que se espera haga mención a la próxima subida de los tipos de interés. En la última reunión, se dijo que por un “considerable periodo de tiempo” los tipos se mantendrían en sus mínimos niveles actuales tras la finalización en octubre del tercer programa de compra de activos en los mercados secundarios (QE). “No sabemos si finalmente estas palabras se mantendrán o no. Sí sabemos que la reacción de las bolsas será negativa si se quitan”, aseguran en Link. 

"Podría retirar la frase,  lo que supondría que la primera subida podría tener lugar a mediados de 2015", dicen en Renta 4.

“Haga lo que haga hoy la Fed sin duda será controvertido. Bien porque va demasiado lenta en sus decisiones, bien porque se acelera demasiado”, sentencia Campuzano.