Da un impulso a su intento por llevar internet a todo el mundo

Google se alía con la francesa CNES para el proyecto Loon

Los globos ayudarán a llevar internet a las zonas remotas

Uno de los globos utilizados por Google y el CNES.
Uno de los globos utilizados por Google y el CNES.

La agencia gala CNES, especialista en balones que flotan en el aire, ha sido la seleccionada por Google para emprender y potenciar su proyecto Loon. El gigante estadounidense pretende con estos globos conectar las zonas más remotas y deprimidas a internet.

Google lleva años  trabajando en este proyecto y parece ser que es ahora con la empresa francesa que lo podrá emprender. La tecnología de esta compañía permite que estos balones floten a unos 18 kilómetros de altura durante más de 100 días, permitiendo expandir la señal de internet.

El proyecto lleva más de un año desarrollándose, aunque no ha sido hasta ahora que lo han hecho público. CNES explica en su web este proyecto como la creación de una red de globos por encima del vuelo de los aviones comerciales y aliméntandose de energía solar gracias a sus placas fotovoltaicas.

Según afirma la empresa francesa, desde 2013 ya se han enviado una treintena de globos. Esta tecnología ofrece una velocidad de conexión "suficiente para leer un vídeo en streaming", como afirma CNES.

Jean-Yves Le Gall, presidente del CNES, afirma que este tipo de colaboración "permitirá suprimir las zonas blancas (lugares sin conexión)". Google ha afirmado su convencimiento de que la inversión en la tecnología del CNES, les permitirá llevar internet a "zonas remotas y desconectadas".