La mesa de contratación decide mañana si adjudica a Agbar o convoca otro concurso

Acciona recurrirá a los tribunales si se revoca su contrato con ATLL

El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, Santi Vila, en una imagen de archivo.
El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, Santi Vila, en una imagen de archivo. ACN

El consorcio al que la Generalitat catalana adjudicó la gestión de la empresa pública Aigües Ter-Llobregat (ATLL), liderado por Acciona, ha reclamado este fin de semana respeto al contrato “vigente” que le otorga la gestión de esta empresa, y ha advertido a la Generalitat de que se reserva las acciones legales que considere oportunas en defensa de sus intereses.

En un comunicado hecho público ayer sábado, este consorcio, también integrado por el banco brasileño BTG Pactual, reaccionó al anuncio de la Generalitat de que ha decidido dar cumplimiento a la resolución del Órgano Administrativo de Recursos Contractuales de Cataluña, ente dependiente del Gobierno catalán, que invalidó la adjudicación de ATLL al consorcio liderado por Acciona.

Este consorcio, inmerso en toda una batalla legal con Agbar por la gestión de esta compañía, subraya que los tribunales aún no se han pronunciado “definitivamente sobre el fondo del asunto”. En esta línea, alerta de “la incertidumbre y la inseguridad” que se puede generar en caso de dar marcha atrás en dicha adjudicación, dado que “puede afectar negativamente a la credibilidad y estabilidad de Cataluña como entorno seguro para la inversión”.

ATLL es la empresa que presta el servicio de abastecimiento de agua “en alta” (desde las cuencas de los ríos hasta los depósitos municipales) a Barcelona y su área metropolitana, y la privatización de esta empresa, por valor de 1.000 millones de euros, es la mayor de la historia de la Generalitat.

La nota del consorcio liderado por Acciona avisa del “riesgo de consolidar una situación de monopolio de hecho en la prestación del servicio de agua en Cataluña”, si Agbar se queda con ATLL. A pesar de que el actual concesionario del servicio apunta que “espera y confía que la Generalitat adopte las decisiones que correspondan respecto a la continuidad de la relación contractual, respetando las obligaciones y atendiendo a las responsabilidades que igualmente le incumben”, estas reclamaciones contrastan con la posición del Gobierno regional.

Y es que ayer sábado el consejero del Territorio de la Generalitat, Santi Vila, anunció que la mesa de contratación, que se reunirá mañana lunes, optará por adjudicar ese contrato a Agbar, el otro operador que se presentó al concurso, o bien por declararlo desierto y plantear un nuevo concurso.