El presidente defiende que “no es momento de mirarse el ombligo de lo autóctono”

Rajoy: “la Constitución sigue tan viva como siempre”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención esta semana en la clausura hoy del Encuentro Empresarial sobre el Plan Estratégico de Internacionalización y Mercados Prioritarios 2014-.2015, organizado por el Consejo Empresarial de la Competitividad y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, en colaboración con la Secretaría de Estado de Comercio, en la sede de Telefonica en Madrid. EFESergio Barrenechea
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención esta semana en la clausura hoy del Encuentro Empresarial sobre el Plan Estratégico de Internacionalización y Mercados Prioritarios 2014-.2015, organizado por el Consejo Empresarial de la Competitividad y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, en colaboración con la Secretaría de Estado de Comercio, en la sede de Telefonica en Madrid. EFE/Sergio Barrenechea EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado hoy que la Constitución española “sigue tan viva como siempre”, porque en ella están también “los cimientos” del futuro y colocó a España “a la altura de los mejores” países, aunque “algunos pretendan decir lo contrario”.

En su discurso en el acto en defensa de la Constitución, que ha presidido en la localidad segoviana de La Granja de San Ildefonso, Rajoy ha subrayado que la Carta Magna ha permitido la mayor etapa de progreso social y económico de la historia de España y eso hay que ponerlo en valor y explicárselo “a los adanes que pululan hoy en nuestro país que se creen que todo empieza con ellos”. “No, este país tiene historia detrás”, ha añadido.

Rajoy, ha garantizado que el PP no es un “dogmático fundamentalista” de la Constitución y defenderá su reforma siempre que se considere necesario, pero ha advertido de que este texto “no es un juguete” y no admitirá “bromas” con el mismo.

En su intervención, Rajoy ha recalcado que la Carta Magna no es intocable, pero sólo apoyará cambios en favor del interés general y el interés real de los españoles y del proyecto común europeo.

Lo que sí ha dejado claro es que para el PP es “innegociable la soberanía nacional, la unidad de España, los derechos fundamentales de los españoles y la libertad e igualdad de todos”.

“No es momento de mirarse el ombligo de lo autóctono”, ha proseguido el presidente, defendiendo que “Constitución y Europa son dos conceptos que no se pueden divorciar” y que en contraposición al independentismo de regiones como Cataluña lo que procede es fomentar el europeísmo.