Ha cerrado su primera ronda de financiación de 100.000 euros

La economía colaborativa llega a los guardamuebles

Pone en común a usuarios para el intercambio de espacios de almacenaje

Permite el alquiler de plazas de garaje

Opera en Barcelona, aunque pronto estará en Madrid y París

Los dos socios fundadores de LetMe Space
Los dos socios fundadores de LetMe Space

Compartir coche, compartir casa, compartir experiencias turísticas y ahora, compartir trastero. La economía colaborativa ha llegado a los guardamuebles a través de LetMe Space, una start-up española que recientemente ha cerrado su primera ronda de inversión con 100.000 euros.

La plataforma creada en Barcelona en junio de este año es un espacio que pone en contacto a personas que buscan un espacio de almacenaje con gente que quiere alquilar su habitación, trastero.

Además de espacio para el almacenaje de trastos, ropa, vajillas y otra serie de cosas que ocupan espacio en casa, la plataforma permite el alquiler de plazas de garaje.

La empresa espera ahorrar costes ofreciendo los espacios cerca de la casa de cada cliente, mejorando el servicio. Los usuarios que opten por este sistema, según la compañía, podrían ahorrarse un 60% y los propietarios podrán tener unos ingresos de entre 150 y 200 euros al mes.

Gracias al sistema de geolocalización, la plataforma pone en contacto a usuarios que vivan cerca, ahorrando en tiempo y en desplazamientos.

Etienne Darbousset y Christian Picard son los dos fundadores de LetMe Space. Han conseguido llamar la atención Carlos Blanco, fundador del Grupo ITnet y de Akamon Entertainment, quien ha entrado en la compañía, además de otros inversores procedentes de Inglaterra, Francia o Suiza.

Por el momento, el servicio solo esta disponible en la capital catalana, aunque ya tienen prevista una segunda fase en Madrid y París, entre otras ciudades europeas.

LetMe Space también se presenta como una plataforma de pago seguro para que las transacciones económicas como el alquiler se hagan sin riesgos.

El sistema tiene cerca de 500 usuarios registrados. La compañía espera alcanzar la cifra de 300 transacciones mensuales solo en Barcelona, antes de exportar su modelo a otros países.

Christian Picard, cofundador de LetMe Space, señala que la fortaleza de su servicio se encuentra en la cercanía y en la oferta económica. “Permite a los usuarios que busquen un guardamuebles que responda mejor a sus necesidades”, defiende.

Al igual que las otras plataformas de economía colaborativa, el sistema permite evaluar y recomendar a otros miembros. “Esto es una garantía de transparencia y de confianza para los usuarios”, afirma.

Este tipo de relaciones comerciales P2P (entre usuarios) está de moda y se mueve entre el éxito y la polémica, por la falta de legislación adecuada para su funcionamiento, como le ha ocurrido a aplicaciones como Uber o Airbnb. La semana pasada se presentó Sharing España, la primera asociación que defenderá los intereses de estas empresas.