Se expone el origen de las primeras bolas del sorteo

La lotería de Navidad cumple 202 años

Se muestra en Cádiz la escritura notarial que atestigua por primera vez el uso del método de la extracción de bolas de un bombo para el sorteo de la lotería Nacional.

Bombo de la lotería de Navidad.
Bombo de la lotería de Navidad.

El sorteo extraordinario de la lotería de Navidad suele ir ligado a la palabra tradición. Y no es para menos ya que este se ha celebrado de forma ininterrumpida desde 1812, (incluyendo el periodo de la guerra civil en que tuvieron lugar dos sorteos, uno en cada uno de los bandos). Así, el próximo 22 de diciembre, esta lotería alcanzará las 202 ediciones.

Con motivo del aniversario, el Archivo Histórico Provincial de Cádiz muestra como documento destacado del mes la escritura notarial que atestigua por primera vez el uso del método de la extracción de bolas de un bombo (como el que todavía se emplea en la actualidad en la lotería navideña) para el sorteo de la lotería Nacional, que nació en esta ciudad andaluza.

Se trata de la escritura notarial que refiere la obligación de Antonio Banetti, maestro instrumentario, de elaborar para el sorteo extraordinario de Navidad de 1812 un total de 25.000 bolas de madera.

El origen de la lotería

La lotería Nacional se empezó a organizar en el Cádiz de 1812, meses después de que, el 23 de noviembre de 1811, las Cortes refugiadas en la capital gaditana de la invasión napoleónica y en una España marcada por las penurias económicas de la Guerra de la Independencia, aprobaran crear un juego de azar con el que el Estado pudiera recaudar dinero sin subir impuestos y “sin producir quebrantos” en los bolsillos de los ciudadanos.

Este sorteo, que se celebró en la ciudad andaluza hasta que en 1814 se trasladó a Madrid, se considera uno de los hijos de la Constitución de 1812, que se promulgó en la capital gaditana el 19 de marzo de aquel año e instauró por primera vez en una carta magna los cimientos de la democracia con principios como la soberanía nacional, la división de poderes o la libertad de imprenta.