Con este añadido la potencia del phablet sería mucho mayor
Funciones Note 4

Llegará una nueva versión del Samsung Galaxy Note 4 con procesador Snapdragon 810

El Samsung Galaxy Note 4 es uno de los terminales más llamativos de este año 2014, ya que ofrece una calidad que es incuestionable y un rendimiento fuera de toda duda. Por lo tanto, este modelo se ha convertido en el más diferencial que ofrece la compañía coreana en el mercado. Pues bien, parece que ya se está trabajando en una nueva versión más potente.

Concretamente, lo que se está realizando es incluir un procesador más potente en la variante que utiliza un SoC de Qualcomm (hay otra con un componente Exynos propio de la compañía coreana, pero que no es el que se vende en nuestro país). El caso es que el Snapdragon 805 que actualmente se utiliza en el Samsung Galaxy Note 4 dejaría paso al Snapdragon 810, un modelo superior y que ofrece una capacidad de rendimiento mayor ya que por un lado dispone de ocho núcleos con tecnología big.LITTLE para optimizar su funcionamiento y consumo.

Aparte, este SoC también ofrece algunas novedades frente al que en estos momentos tiene el phablet que se vende en España, ya que utiliza arquitectura de 64 bits, lo que resulta perfecto para sacarle el máximo partido posible a Android Lollipop, y en su interior integra una GPU (tarjeta gráfica) Adreno 430, lo que incrementa su capacidad de procesamiento de gráficos en tres dimensiones. Es decir, que hay mejoras en todos los apartados dependientes del procesador.

Samsung Galaxy Note 4

Algunas operadoras ya los estarían probando

Pues sí, según la fuente de la información algunas operadoras ya estarían probando la nueva versión del Samsung Galaxy Note 4 con el procesador Snapdragon 810. La inmensa mayoría son asiáticas, como por ejemplo LG+, SKT o Olleh, pero hay que pensar que en no mucho se dará el salto a las que existen en otras regiones. Esto lo decimos debido a que por el componente elegido, lo normal es que el phablet resultante sea lanzado a nivel mundial.

Lo cierto es que tiene todo el sentido del mundo que se prepare una nueva versión del Samsung Galaxy Note 4, ya que por un lado se consigue adaptar la variante de Qualcomm a la arquitectura de 64 bits (cuando esté el Snapdragon disponible) y, además, de esta forma el modelo internacional conseguiría igualar en rendimiento al que utiliza un procesador fabricado por la propia Samsung -y su posible evolución el Exynos Octa que podría llegar con conectividad LTE Cat. 10 con velocidades de descarga de 450 Mbps y que podría estrenarse en el Galaxy S6-.

Normas