Tendrá el control y su consejero delegado, Paco Reynés, ocupará la presidencia

Abertis enfocará a institucionales la OPV de su filial de ‘telecos’

La empresa ha fichado a Uría y Roca para la asesoría legal

Tobías Martínez, consejero delegado de Abertis Telecom.
Tobías Martínez, consejero delegado de Abertis Telecom.

La pretendida salida a Bolsa de Abertis Telecom, previsiblemente en el segundo trimestre de 2015, da pasos decisivos e irá claramente dirigida a inversores cualificados, según apuntan analistas que siguen al grupo. Abertis, propietario del 100% de la compañía de señal de televisión y telefonía móvil, ha contratado los servicios legales de Uría Menéndez y Roca Junyent, que se unen a los asesores financieros Goldman Sachs, CaixaBank y Morgan Stanley para poner a punto el folleto de la colocación, en fase ya de redacción. Un primer borrador del documento, según las fuentes consultadas, podría llegar a la CNMV en el arranque del próximo ejercicio.

Lejos aún de cuantificarse el porcentaje en venta y la horquilla de valoración, en el mercado se da por descontado que la oferta contará con un predominante tramo institucional. Abertis Telecom presta servicios a empresas y a la Administración, con operadoras de televisión, telefonía móvil y prestadores de servicios de emergencia entre sus clientes. Por ello, su modelo de negocio es mucho más asequible, a la hora de ser explicado en el proceso de colocación, para inversores especializados que para particulares. Desde Abertis se elude hacer comentarios al respecto y se asegura que no hay una decisión tomada.

Como toda OPV, se espera aprovechar la oportunidad para que cuadre la ecuación entre precio y demanda, pero la reanimación de las salidas a Bolsa en España y el estreno de un nuevo comparable, la italiana Rai Way, señalan que el viento sopla a favor. Rai Way gestiona la infraestructura de la cadena pública de televisión RAI. En su estreno alcanzó 800 millones de valoración y una sobredemanda de 2,1 veces; su volumen de negocio es la mitad que el de Abertis Telecom.

Mientras se reúne la información para el folleto, Abertis da pasos necesarios como ha sido el cambio de sociedad limitada a sociedad anónima de Abertis Telecom Terrestre. Como estaba previsto, su actual director general, Tobías Martínez, ocupará el cargo de consejero delegado en la Abertis Telecom cotizada. En cuanto a la presidencia, recae por el momento en Francisco Reynés, consejero delegado del grupo Abertis.

La intención del holding de infraestructuras es mantener el control del negocio de telecomuniciaciones terrestres, previsiblemente quedándose por encima del 50% del capital. Una circunstancia que daría lugar a seguir consolidando un negocio que genera 400 millones de facturación, 175 millones de ebitda y del que cuelgan 800 millones de deuda.

Abertis tendría mayoría en un consejo que se espera reducido y con independientes con experiencia internacional. El grupo avanzó en octubre su intención de sacar a Bolsa la actividad de telecos, que supera los 400 millones en libros y cuenta con planes de expansión. Estos últimos dependen del éxito en procesos de adquisición de antenas de telefonía móvil en Italia (participa en la puja por los activos de Wind), Portugal o Reino Unido.

Otro frente en el que trabaja Abertis Telecom es el de la renovación de la imagen corporativa, con nueva marca fácilmente reconocible en los mercados anglosajones. La empresa juega ya con tres opciones finalistas.

Desde el punto de vista de estructura, Tobías Martínez conforma un equipo al que ya se ha incorporado José Manuel Aisa como responsable de Finanzas y Desarrollo Corporativo. Aisa, que también supervisará las relaciones con los inversores, ha sido hasta ahora director de Planificación Estratégica y Desarrollo Corporativo del grupo Abertis. Además, se ha creado en Abertis Telecom un área de Asuntos Públicos y Corporativos, en la que se incluye la comunicación externa, relaciones institucionales y con las Administraciones, gestión de marca y responsabilidad corporativa. Su dirección recae en Toni Brunet, quien ha sido director de Asuntos Europeos y del gabinete de presidencia y Estudios de Abertis.

Escasos comparables en Europa

Son varias las firmas europeas dedicadas a alquilar antenas a los operadores de telecomunicaciones terrestres, pero pocas las referencias cotizadas.

La italiana EITowers capitaliza 1.230 millones, con un 30% de revalorización en lo que va de año, y opera 3.200 torres; la también italiana Rai Way acaba de salir a Bolsa con un valor de 800 millones y una subida del 8% en dos semanas. La facturación de esta última es de 219 millones, el ebitda marca 86 millones y el beneficio roza los 12 millones.

Abertis Telecom supera estas magnitudes, con 8.000 torres y presencia en la señal de televisión y en antenas de telefonía móvil.

Los gigantes American Tower, que gana un 27% en 2014 y capitaliza 32.300 millones, y Crown Castle, con un 9% de alza en bolsa y 21.400 millones de valoración, buscan su expansión desde EE UU.