Encuentros entre inversores y empresarios
Samuel Gil, Vicente García, Carlos Larraz y José Luis García.
Samuel Gil, Vicente García, Carlos Larraz y José Luis García.

La época dorada del emprendimiento digital

En plena época de desplome de sectores económicos tradicionales, el mundo digital parece no acusar ninguna crisis. Todo lo contrario. Para aquellos que han sido capaces de probar en el mercado alguna idea nueva, que tenga un uso intensivo de las nuevas tecnologías, y que haya sido bien recibida por los clientes potenciales, las puertas de los despachos de los inversores empiezan a abrirse.

“Vivimos un momento dulce en el emprendimiento digital”, coincidieron varios ponentes que acudieron a unas jornadas organizadas por el Instituto de Economía Digital (ICEMD) de la escuela de negocios ESIC, centro universitario adscrito a la universidad Rey Juan Carlos. "Hay más dinero para invertir que proyectos", señaló una empresa de capital riesgo.

"Estamos en una época dorada porque los inversores están muy interesados en propuestas nuevas que tengan que ver con el mundo digital", señaló Samuel Gil, del grupo de inversión de la Fundación José Manuel Entrecanales. Gil, así mismo, incidió en otro aspecto que acaparó la unanimidad de los ponentes, como es el hecho de lo fundamental que resulta haber probado la idea en el mercado antes de acudir a un inversor. "Hay muchos tipos de inversores, gente como los business angels que invierte en fase tempranas de los desarrollos de los proyectos, pero lo normal es que el modelo haya sido probado antes de recibir atención".

Carlos Larraz, cofundador de Funiglobal, empresa que vende disfraces por internet en toda Europa, iba aún más allá: "Invertir en ideas no existe. Yo creo que ni el propio Mark Zuckerberg [creador de Facebook] sería escuchado por una idea, aunque la propusiese él. Es necesario salir al mercado y ver si tienes razón antes de pretender conseguir dinero".

En una línea muy similar se expresaron José Luis García y Vicente García, cofundadores de Fluzo, empresa que desarrolla una tecnología compleja, second screen, que permite reconocer lo que se está emitiendo por ejemplo, en la televisión  o en la radio e interactuar con ese contenido. Se encuentran, ahora mismo, en plena ronda de inversores en busca de cuatro millones de euros. No solo no van a tener problemas para encontrarlos sino que van a poder elegir qué clase de inversor prefieren.

"Es importante, crucial, esta elección porque no siempre es el dinero el factor decisivo. Hay que valorar muchas cosas a la hora de ver hacia dónde queremos que crezca la empresa y en qué condiciones", explican. Sin embargo, el hecho de que hayan sido capaces de probar su tecnología en el mercado, con experiencias muy positivas de, entre otras compañías como Sony, hace que sus opciones para elegir inversores se multipliquen.

Las charlas que tuvieron lugar en ESIC tenían como título ¿Tienes una idea y no sabes cómo llevarla a cabo? y como subtítulo Qué cuenta más ¿la idea y la ejecución? y los protagonistas se afanaron en dejar claro que ambas son condiciones esenciales para que un proyecto triunfe pero, a la vez, señalaron otros dos aspectos cruciales sin los cuales no hay ninguna esperanza de triunfo en el mercado digital: un buen equipo y acertar con el momento.

"Es en lo que más nos fijamos, en el equipo y en el modelo de negocio", confesó Gil, mientras que Larraz añadió: "Hay que saber en qué momento está cada sector y acertar en el momento adecuado. Eso nunca se dice y es trascendental".

 

El nacimiento de una generación con iniciativa

"En la escuela notamos que hay ebullición y ganas de emprender. Creemos que es cada vez más común en los estudiantes de las escuelas de negocios esta tendencia", asegura Patricia Merino, responsable de comunicación del Instituto de Economía Digital (ICEMD) de la ESIC.

Parece un gran cambio social con respecto a lo vivido en los últimos años y, por eso, las escuelas se esfuerzan por mostrar a sus alumnos las experiencias de gente que tenía una idea y la puso en marcha, así como el punto de vista de los inversores, qué es lo que demandan de un proyecto para poner sus ojos sobre él. "La idea de estos encuentros es que los asistentes se den cuenta de cómo funciona el mercado en la actualidad, que aprendan de las experiencias vividas por gente que está en él".