Entrevista a Quirze Salomó, fundandor de Home Meal

“Crecemos gracias a que la gente dimite de cocinar”

Quirze Salomó, presidente de Home Meal Repleacement.
Quirze Salomó, presidente de Home Meal Repleacement.

El negocio de los ‘take away’ llega al parqué bursátil de la mano de Home Meal Replacement, la matriz de las tiendas de comida casera para llevar Nostrum. El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) será el encargado de recibir a esta nueva compañía que comenzará a cotizar mañana después de realizar una ampliación de capital por valor de 6,4 millones de euros.

 Esta empresa familiar, con su sede central donde tiene las cocinas en Sant Vicenç de Castellet (Barcelona) en 1998, basa su negocio en los nuevos hábitos de alimentación que surgen “en una generación que abarca de los 20 a los 30 y que deja de cocinar descaradamente. Esto es lo que hace que nuestro crecimiento haya sido y siga siendo tan fuerte. Esta es la causa de que hayamos crecido explosivamente”, explica Quirze Salomó, presidente y fundador de Home Meal Repleacement.

En estos 16 años de trayectoria, la compañía ha pasado de ser “líder en Cataluña a tener más de 300 establecimientos en toda España y dos fuera, en Andorra y en el sur de Francia”.

Con la salida al mercado alternativo de empresas en expansión, Salomó busca “una musculatura financiera para crecer y mucho y si no, no iríamos a este mercado. Creemos que hay una oportunidad de ser un referente en Europa”.

Por el momento, el empresario no quiere desvelar en que países están pensando establecerse. “Todos los que están a menos de 2.500 kilómetros de distancia. No es una expansión con un orden concreto sino que estamos mirando mercados en los que se reúnan ciertas condiciones”, explica.

Además, desde Home Meal Replacement no descartan crecer fuera de España vía adquisiciones. “Estamos en el mercado para ello. Si surgen oportunidades buenas, las aprovecharemos”, explica.

Respecto a la evolución que va a registrar su acción en Bolsa, Salomó cree que “nuestra acción tiene mucho recorrido a corto, a medio y a largo plazo”. Por el momento, la compañía no se plantea el reparto de dividendos futuros teniendo en cuenta que “acuden al mercado para poder crecer”. A cambio, Salomó considera que “la idea es crear valor para el accionista a través del propio crecimiento de la compañía”.

Frente a otras compañías menos conocidas, Home Meal parte de la ventaja de que a través de sus establecimientos Nostrum, ya es una marca reconocida en el mercado. “En nuestro caso, puedes ir a tocar el producto, ir a las tiendas y ver las colas que hay. Tenemos una marca que lleva 16 años y eso nos ha ayudado a llegar al inversor”, explica Salomó. El propietario de Nostrum cree que el recorrido de “nuestro valor está en que queremos ser referente en Europa en cuatro años. Si en cuatro años logramos esto, Nostrum valdrá mucho más de lo pagado por sus acciones ahora”.

Previsiones optimistas

Aunque prefieren ir paso a paso y “hacer las cosas bien”, las previsiones de Home Meal pasan por cerrar el ejercicio 2014 con unas ventas de 20 millones de euros, lo que supondría triplicar las del ejercicio 2012, que se cerró con 7,2 millones de euros de facturación.

“Hay que tratar al MAB mejor de lo que se le trata”

El escándalo Gowex, que salpicó al MAB el verano pasado, no disuadió en ningún momento a Home Meal de su idea de salir a cotizar a dicho mercado. “No es un tema del mercado ni de las empresas que forman parte del mismo”, aseguró Salomó. El fundador de Home Meal Repleacement cree que “el MAB tiene que recuperar el prestigio que nunca debía haber perdido. Es un mercado fundamental para el desarrollo de la economía de nuestro país en el que hay muchos pequeños emprendedores”. A su juicio, el caso Gowex es un ejemplo de que “ladrones hay en todos los ámbitos de la vida”.

Por su parte, el fundador de la ‘take way’ de comida casera considera que el inversor tiene que tener en cuenta que las empresas que forman parte del mercado son empresas en expansión, tal y como se recoge en el propio enunciado de este mercado. “El MAB está formado por empresas de gran crecimiento o tiene que ser así. Hay empresas como nosotros que crecen, triplican ventas en dos años y que ello implica ciertos riesgos. No es una vida fácil y creo que algunos inversores lo entienden”, añade el empresario catalán.

Por último, Salomó añade que hay que fijarse en el modelo que suponen el AIM británico y el Alternext francés.