Los mercados apuestan por una mejora de resultados con la reducción de operadores

Las ‘telecos’ viven máximos del año en Bolsa en plena ola de fusiones

Telefónica recupera los 13 euros, una cota que no alcanzaba desde julio de 2011

Deutsche Telekom está en precios máximos desde 2001

Un usuario habla por el móvil en una calle de Madrid.
Un usuario habla por el móvil en una calle de Madrid.

Los mercados financieros parecen apostar por la consolidación en el sector de las telecomunicaciones en Europa. Un proceso que supondrá la desaparición de operadoras en los distintos mercados, España, Alemania, Reino Unido o Francia, entre otros. En este escenario, los inversores apuestan por el fin del deterioro de los resultados de las telecos, castigados en los últimos años por la imparable caída de precios, derivada de las guerras de tarifas y la dura competencia. De igual forma, también están cotizando posibles nuevas operaciones corporativas en torno a las empresas del sector.

En estas circunstancias, el STOXX 600 Telecommunications Index, que agrupa a las empresas europeas del sector, se ha revalorizado un 23% desde el pasado 16 de octubre y acumula en el año un avance del 10%.

Por empresas, Deutsche Telekom registró el lunes su precio máximo anual al alcanzar los 13,75 euros. Es, además, su precio máximo desde el verano de 2001. Desde el 16 de octubre, cuando registró su precio mínimo anual, acumula una revalorización de casi el 34%, que otorga al grupo una capitalización bursátil de 61.000 millones de euros.

Deutsche Telekom está envuelta en la posible venta de su participada británica EE (junto a Orange) a BT. Además, el grupo se podría beneficiar de la reducción del número de operadores móviles de red en la propia Alemania de cuatro a tres, tras la integración de E-Plus en Telefónica Deutschland.

También Orange alcanzó el lunes su precio máximo anual de 14,33 euros. Es su cota máxima desde noviembre de 2007. Desde enero, sus títulos han subido un 57%. El grupo galo, además de la posible venta de EE, está inmersa en la compra de Jazztel, por la que pagará 3.400 millones de euros. Un movimiento que reforzará su presencia en la banda ancha además de hacerse con una de las empresas más agresivas en el negocio móvil. Orange, además, pagará un dividendo interino de 0,20 euros en efectivo por acción el 9 de diciembre.

Telefónica también coqueteó ayer con su máximo anual, al cerrar con un precio de 12,91 euros (el 23 de junio alcanzó los 12,93 euros intradía). Al cierre de una sesión, no tocaba estos precios desde julio de 2011. Durante la sesión de este miércoles, Telefónica ha vuelto a alcanzar la cota de los 13 euros, que otorgan a la teleco una capitalización bursátil superior a 59.000 millones de euros. Desde el 16 de octubre, cuando registró su mínimo anual, los títulos de la operadora española se han revalorizado casi un 20%.

Entre otros movimientos, Telefónica se verá beneficiada por la reducción del número de operadoras en España, tras las compras de Ono y Jazztel por parte de Vodafone y Orange, respectivamente. Junto a E-Plus, la empresa está en proceso de adquisición de la brasileña GVT, además de haber entablado negociaciones con BT para la venta o integración de O2 en la teleco británica. Telefónica, además, va a abonar en los próximos días un dividendo de 0,35 euros por acción.

En estas circunstancias, BT es otra de las empresas que han vuelto a recuperar atractivo entre los inversores ante la consolidación en el mercado del Reino Unido. La compañía está a un paso de su máximo anual gracias al rally registrado en el último mes, periodo en el que acumula una revalorización cercana al 15%. En este caso, distintos analistas coinciden en que BT está en una posición de fuerza en la negociación, al poder optar por O2 o EE.

Vodafone, a su vez, acumula una subida del 27% desde el 16 de octubre. La empresa sondea una posible integración con el gigante estadounidense Liberty Global. KPN también se acerca a sus máximos anuales tras registrar una subida del 24% desde el pasado 16 de octubre, cuando marcó su precio mínimo anual, mientras que TeliaSonera ha subido en el mismo periodo cerca de un 14%.