El traspaso entre planes no tributa

¿Puedo cambiar de un plan a otro?

¿Puedo cambiar de un plan a otro?

Si el plan de pensiones que tiene contratado no se ajusta a su perfil de aversión al riesgo, quiere diversificar sus ahorros o los resultados obtenidos no le complacen, debe saber que tiene el derecho de traspasar o movilizar el saldo acumulado de un plan de pensiones a otro, en cualquier momento, tantas veces como quiera y sin costes.

Para poder llevar a cabo la movilización el único requisito indispensable es la decisión del partícipe de querer hacerlo. Además, éste podrá decidir entre transferir el importe total acumulado o solo de forma parcial y en ningún caso la decisión estará acompañada de un pago fiscal.

Si opta por el traspaso recuerde que todos los derechos consolidados del plan están garantizados. Es decir, la suma íntegra de sus aportaciones realizadas a lo largo de los años y todos los beneficios generados están asegurados íntegramente. El destino de sus derechos puede ser otro plan de la misma gestora, otro plan de una gestora diferente o incluso un plan de previsión asegurado (PPA).

El primer paso que debe llevar a cabo para hacer efectivo el traspaso del plan es solicitarlo a la entidad gestora de destino, es decir, a la que quiere que administre desde ese momento el dinero privado para su jubilación. Para ello deberá indicar expresamente el plan objeto de traspaso. Esta será la encargada de realizar las gestiones para la movilización y de comunicar a la gestora de origen el deseo del partícipe de la movilización del dinero.

El plazo máximo para que la gestión se lleve a cabo, en el caso de que la gestora de destino sea diferente de la de origen será de cinco días hábiles, desde que esta última reciba la comunicación, y de tres días en el caso de que la gestora de origen y de destino sea la misma. Hasta que no se efectúe el traspaso no sabrá exactamente el valor liquidativo al que se ha realizado la operativa.

Una consideración que debe tener en cuenta es que dentro del mismo año las aportaciones realizadas en su antiguo plan más las aportaciones al nuevo no superen determinados umbrales. Estos límites están fijados hasta finales de este año en los 10.000 euros anuales hasta los 50 años y en los 12.500 para los que superen esta edad. A partir de 2015 y debido a la reforma fiscal el límite se verá reducido a los 8.000 euros anuales para todos los partícipes independientemente de la edad.

En todo caso, antes de tomar la decisión de traspasar su plan debe tener en cuenta que se trata de un producto de ahorro a largo plazo, y que por lo tanto las rentabilidades a corto plazo no conllevan especial relevancia. Los expertos aconsejan estudiar el comportamiento histórico del plan en relación a la inflación y si este es positivo no dejar que las prisas y los nervios generados por unas posibles pérdidas le jueguen una mala pasada.