Por un valor de 2.500 millones de euros

Eon vende cierra la venta a Macquarie y KIA de su negocio en España y Portugal

El nuevo propietario se compromete a largo plazo con el futuro de los negocios

Eon acuerda la venta de todos sus negocios de España y Portugal a Macquarie.
Eon acuerda la venta de todos sus negocios de España y Portugal a Macquarie.

La compañía alemana de suministro eléctrico Eon ha acordado la venta de todos sus negocios de España y Portugal a la firma de inversiones australiana Macquarie European Infrastructure Fund IV y a KIA por un valor de 2.500 millones de euros, tal y como informó este periódico este sábado.

Eon señala, en un comunicado enviado hoy, que ha encontrado "un nuevo propietario sólido para sus actividades, con una amplia experiencia en el sector energético". El comprador, continúa, asumirá todas las actividades de Eon en España y Portugal y se compromete a largo plazo con el futuro de los negocios.

Las actividades que serán vendidas incluyen todos los negocios de Eon en España y Portugal que comprenden los 650.000 clientes de electricidad y gas, y los 32.000 kilómetros de red de distribución eléctrica. Adicionalmente, en España y Portugal tiene una capacidad instalada total de generación de cuatro giga vatios, entre carbón, gas y energías renovables. La cifra total de empleados es aproximadamente de 1.200.

La transacción está sujeta a la aprobación de la autoridad de Competencia de la Unión Europea. Se espera finalizar la transacción en el primer trimestre de 2015. Además, Wren House Infrastructure se convertirá en inversor minoritario en los negocios en Iberia, junto con Macquarie Fund. Wren House es el vehículo global de inversiones directas en infraestructuras del Fondo Soberano de Kuwait.

El consejero delegado de Eon, Johannes Teyssen, ha asegurado que sus actividades en España cuentan con activos de alto rendimiento con una generación diversificada y medioambientalmente responsable y una red de distribución de electricidad de alta calidad. "El resultado de la venta incrementará la flexibilidad financiera de Eon y reforzará nuestro balance".

El directivo ha agradecido igualmente a todos los empleados de España "por el excelente trabajo realizado como parte de Eon y mientras esperamos concluir la transacción, trabajaremos junto con el nuevo dueño, nuestros sindicatos y representantes para establecer una senda exitosa para el futuro de la compañía y sus empleados.”