La firma prevé una revalorización del Ibex del 14,7%

Los cinco valores de Ahorro para ganar en Bolsa en 2015

Vista general del parqué madrileño.
Vista general del parqué madrileño. EFE

Los analistas vuelven a elegir la renta variable como el activo preferido para 2015. En un entorno de crecimiento económico como el que estima Ahorro Corporación para el próximo año (+1,8%), el Ibex 35 podría revalorizarse un 14,7% hasta los 12.285 puntos. Pero para que se cumpla este escenario son necesarias varias condiciones. La primera de ellas pasa por que el beneficio por acción aumente un 23,1% en los siguientes 12 meses y un 16,2% en 2016. A esto habría que sumarle una tasa de crecimiento en torno al 1%, una prima de riesgo bursátil del 5,5% y que el bono alemán se sitúe próximo al 1%.

Con este panorama la firma escoge a cinco valores de su universo de cobertura de compañías compuesto por 68 cotizadas. La selección para 2015 se basa en compañías con exposición a España y al dólar, cotizadas con perfil defensivo y una elevada rentabilidad por dividendo que permita contrarrestar los tipos de interés bajos así como empresas con atractivo corporativo que puedan llevar a cabo operaciones de crecimiento no orgánico o que tengan pensado entrar en nuevos mercados. Como representantes de estos Ahorro Corporación elige a Acerinox, Almirall, Amadeus, Enagás y OHL.

Acerinox: desde el departamento de análisis de Ahorro Corporación establecen como catalizadores la mejora del sector, el incremento de la demanda tanto en Europa como en China a niveles cercanos al 7%, la ausencia de nuevos proyectos de aumenten la capacidad en China así como la posición de liderazgo dentro de la industria en la que desarrolla su negocio y su elevada exposición a EE UU. En lo que va de ejercicio, la cotizada se ha revalorizado un 38,4%. La visión positiva sobre la compañía es compartida por un gran número de analistas que siguen al valor en Bolsa. En concreto, y de acuerdo a la información recopilada por Bloomberg, el 69,6% de las firmas recomiendan comprar, frente al 21,7% que aconseja mantener y el 8,7% que se decanta por vender.Su rentabilidad por dividendo se sitúa en el 3,6%.

Almirall: entre los principales puntos fuertes, Ahorro destaca el crecimiento de su cartera de productos jóvenes, su posición de caja elevada y el hecho de que el mercado no haya descontado el impacto de Astrazeneca.

Amadeus: los precios actuales del crudo y su perspectiva de continuar cayendo tendrían un impacto positivo en las aerolíneas y por consiguiente en el negocio de Amadeus, según señalan desde la firma de análisis. Además,su sólida situación financiera con u ratio de endeudamiento respecto al ebitda de 1 vez le permitiría anunciar una recompra de acciones o un dividendo extraordinario en los próximos meses. El proveedor de servicios tecnológicos para el sector turístico dispone de una rentabilidad por dividendo próxima al 2%,

OHL: los analistas consideran que el mal comportamiento registrado en los últimos tiempos por la compañía en Bolsa no se corresponde con los fundamentales de la compañía que cuenta con una elevada visibilidad de dividendos (su rentabilidad alcanza el 35). Sus resultados registran un crecimiento de doble dígito, especialmente en la división de OHL México.

Enagás: en lo que va de año los títulos de la cotizada se han apreciado un 46% y consigue colarse en el top 5 de las compañías del Ibex 35 que más suben. Las acciones de Enagás se sitúan en zona de máximos gracias a la reforma del sistema gasista aprobada por el Ejecutivo. Además de la regulación puesta en marcha por el Gobierno, desde Ahorro señalan el tratamiento dado al almacenamiento de Castor como otro de los pilares que justifican su buen comportamiento bursátil. Enagás cuenta con una elevada rentabilidad por dividendo (4,7%) y se trata de una de las empresas que no se verán afectadas por los bajos tipos de interés.

Junto a estos valores, Ahorro apuesta por cotizadas de menor tamaño como Iberpapel, Miquel y Costas, Tubacex y las socimis (Lar, Hispania y Merlin), estas últimas con la vista puesta en la recuperación del ladrillo. Desde la firma de análisis esperan un crecimiento de la inversión en vivienda nueva unido a un aumento de los precios. Asimismo, los expertos de la firma consideran que las socimis han sido capaces de equilibrar la premura por adquirir activos con la compra de los mismos a precios razonables. De cara a los próximos meses confían en la capacidad de estos vehículos de generar valor y creen que es necesario más tiempo para que el mercado digiera las últimas salidas a Bolsa antes de proceder a nuevos debuts.

En un plano macroeconómico, Marisa Mazo, directora de estrategia y análisis de Ahorro, prevé un crecimiento del PIB del 1,8% en 2015 frente al 1,3% de este año, y un aceleración del consumo privado apoyada en un crecimiento del empleo del 1,9%.

La firma cifra en un 26,6% el crecimiento de los beneficios del Ibex 35 para 2015 hasta los 39.000 millones y del 18,1% en 2016 hasta los 46.000 millones. El próximo año puede suponer un punto de inflexión en la revisión a la baja de los resultados empresariales. No obstante, esto dependerá mucho de cómo evolucione la economía española, la de la eurozona así como la de latinoamérica, "debido a la importancia que tiene esta región en los beneficios de las cotizadas españolas".

Mazo ha señalado durante la presentación de las previsiones para el próximo año que los ajustes efectuados en los pasados ejercicios han devuelto a España al crecimiento y le han permitido ganar competitividad. "Los problemas internos están resueltos y tras el ajuste del sector financiero, los bancos están en condiciones de conceder créditos y tomar depósitos", indica. La experta advierte que en un entorno de tipos bajos como el actual, el incremento de los ingresos bancarios será lento. En este escenario, el control de costes operativos y de las provisiones por deterioro son los dos principales catalizadores a corto plazo y la reconstrucción de la solvencia, el objetivo a largo plazo.