Valor a examen

Día, castigo excesivo en Bolsa

Supermercados Dia.
Supermercados Dia.

La brillante trayectoria bursátil de Día, que empezó a cotizar en Bolsa en julio de 2011, se ha visto truncada tres años después, el pasado verano, cuando las acciones de la cadena de supermercados marcaron máximos en 6,9 euros. A partir de ahí empezó la caída. “Tras el anuncio de la venta del negocio de Francia a Carrefour, la compra de El Arbol y la reestructuración de la deuda y, coincidiendo con la publicación de los resultados del segundo trimestre, se incia la caída que creemos es debido, por un lado, a que muchos inversores estaban esperando la confirmación de la venta de Francia para salir del valor y, por otro, por la falta de visibilidad de la recuperación del sector, con perspectivas de caída de la venta minoristas y deflación en los alimentos frescos”, explica Marta Díaz, analista de Banco Sabadell en un informe.

 Desde el verano y hasta finales de octubre, cuando Día hizo públicas sus cuentas a septiembre, las acciones perdieron un 31%. Estos resultados, sin embargo, han servido de revulsivo a la maltrecha cotización de la cadena de supermercados. Desde el 27 de octubre, las acciones han recuperado alrededor del 19%.

Y es que Día, uno de los diez valores del selectivo Ibex que registran pérdidas anuales, cuenta con muy buenas recomendaciones por parte de los analistas. Más del 60% de los expertos que forman el consenso Bloomberg aconseja comprar acciones de la compañía al tiempo que el 25% cree que hay que mantener el valor en cartera.

El espaldarazo definitivo al valor lo ha dado la firma francesa Société Générale, que ha incluido a Día en su lista de pequeños y medianos valores europeos preferidos. Intermoney Valores es otra de las firmas de análisis que considera que es buen momento para tomar posiciones en el valor. “La cotización ha sufrido muchísimo por culpa del caso de Tesco y por el efecto macroeconómico en Europa con revisión a la baja de las expectativas en países de Europa central”, explica Antonio Pausa, analista de Intermoney Valores. España es junto, con Brasil, uno de los mercados más importantes donde opera Día.

“En España, con un sector en el que hay mucha competitividad con componentes macroeconómicos de caída de precios que ha afectado tanto a los ingresos brutos y netos como a la evolución de las ventas a superficie comparada, la compañía lo ha compensando comprando cadenas como Scheleker y El Arbol, que le van a permitir ganar cuota de mercado”, considera Pausa. A juicio del experto esta es una de las formas que tiene el grupo de crecer y de hacer frente a la competencia. 

Los expertos creen que la evolución del valor depende, en buena medida de la recuperación de factores clave como la recuperación del consumo y la caída de precios, a lo que se suma la creciente competencia que plantean a Dia –que ha dejado de ser único exponente de bajos precios– compañías como Mercadona.

Una de las operaciones más importantes realizadas por Día en los últimos meses ha sido la desinversión en Francia. La cadena de supermercados vendió su actividad en el país vecino a Carrefour por 600 millones de euros, por la que la multinacional francesa se obliga a adquirir la totalidad del capital social de la filial francesa de Día. Aunque Día no se ha pronunciado sobre el destino de los fondos, los analistas hacen sus cábalas.

Sabadell considera que podría destinarlo a adquisiciones adicionales. “El mercado de distribución en España está en pleno proceso de concentración, donde los 10 primeros operadores acaparan más del 75% de la cuota de mercado. La compañía está muy activa en este proceso de concentración en Iberia, como confirma la reciente compra de 160 supermercados a grupo Eroski por 148 millones de euros”, explica la firma de análisis.

Además, Día ha declaradado que seguirá firmando acuerdos con masterfranquicias en países emergentes de Latinoamérica y podría entrar en nuevos mercados mediante alianzas con operadores locales, aunque esto implicaría necesariamente desembolsos de fondos.

Con un dividendo anual estimado de 0,18 euros para 2015, Día tiene un ‘pay-out’ (porcentaje del beneficio que la compañía destina al pago del dividendo) entre el 35% y el 50%, si bien el histórico está en menos de 45%. Dada la caída del valor en los últimos meses, tendría sentido una recompra de acciones, explican en Sabadell.