Incluyen viviendas y préstamos con hoteles como garantía

Sareb ultima seis operaciones de cara a fin de año

El consejero delegado de Sareb, Jaime Echegoyen, y su presidenta, Belén Romana.
El consejero delegado de Sareb, Jaime Echegoyen, y su presidenta, Belén Romana.

Sareb acumula 5.500 millones de euros en ingresos en lo que va de año tras sellar la venta unas 11.000 viviendas a particulares, lo que supone un ritmo comercial de venta de 45 inmuebles al día.

Para cumplir los objetivos que se ha marcado, sin embargo, el llamado banco malo tiene pendiente cerrar aún seis grandes operaciones más con inversores institucionales, según ha avanzado este miércoles su consejero delegado.

Jaime Echegoyen, que participaba en un foro inmobiliario organizado por la escuela de negocios Esade y el Georgetown Club of Spain, ha recordado que la deuda que tiene la sociedad le cuesta cuatro millones de euros, con lo que ese es su objetivo de ingresos por jornada.

“Tenemos que seguir vendiendo, vendiendo y vendiendo”, ha ilustrado. Bajo esta premisa, Echegoyen ha avanzado que “tenemos cinco o seis operaciones en el aire, institucionales, grandes, vistosas, que tenemos que cerrar antes de final de año”.

La mayor de estas transacciones pendientes el el proyecto Aneto, valorado en 400 millones de euros nominales, y compuesto por préstamos fallidos con viviendas residenciales como garantía.

Otro es Agahta, que suma dos tramos de préstamos, algunos de los cuáles con vivienda para alquiler como garantía, por un valor nominal de unos 200 millones de euros.

El tercero de los paquetes a la venta es Olivia, compuesto por préstamos por valor de 250 millones de euros cuyos colaterales son viviendas e inmuebles del sector terciario.

Una de las últimas operaciones en marcha es la llamada Dreamland, que se circunscribe a Baleares e incluye 80 millones de euros, por valor nominal, en préstamos con residencial y suelo como garantía.

Sareb, además, está negociando la venta de una importante cartera de préstamos que tiene hoteles e inmuebles de carácter turístico como garantía colateral, por unos 130 millones de euros por valor nominal.

Finalmente, la sociedad tiene abierto el proyecto Kaplan, que engloba préstamos concedidos a pequeños y medianos empresarios, y que la sociedad negocia venderles a ellos mismos o a terceros.

En paralelo, Sareb aún negocia el paquete Corona, la venta de cuatro edificios de oficinas repartidos por Madrid, que se ha visto obligado a rediseñar para captar el interés de los inversores.