Entrevista con Luis Osuna, consejero delegado de Covirán

“2014 va a ser el peor año de la crisis para la distribución”

Luis Osuna, consejero delegado de Covirán.
Luis Osuna, consejero delegado de Covirán.

La cadena de supermercados Covirán, la segunda de España por número de tiendas (3.245, 320 de ellas en Portugal), emplea en sus comunicaciones informativas términos como “solidaridad, democracia”. La cooperativa de supermercados andaluza ¿es una empresa de izquierdas? “No hombre, no tenemos ideología” dice Luis Osuna, consejero delegado de la compañía. “Tenemos claros los valores del cooperativismo”, subraya.

Pero para que una cooperativa crezca es fundamental que sume cooperativistas. En los últimos años Covirán se ha fusionado con cooperativas de Galicia, Castilla León y País Vasco, entre otras. En abril Covirán y Unide (situada principalmente en Madrid), anunciaron su fusión, operación que habría supuesto convertir a Covirán en la primera cadena de supermercados en España por número de tiendas. Sin embargo en junio se rompió el acuerdo.

Covirán terminará el ejercicio con una facturación superior a los 600 millones de euros, a pesar de que el sector de la distribución encara “su peor año desde el inicio de la crisis”.

Pregunta. ¿Cómo valora el ejercicio 2014, qué ingresos prevé Covirán para este año?

Respuesta. En Covirán la previsión de cierre es un crecimiento en ingresos del 3%, superior a los 600 millones; cerrar en positivo es un éxito tal y como está el sector que en general va a registrar un crecimiento cero o ligeramente negativo. Desde el inicio de la crisis Covirán ha crecido en facturación un 60% y un 50% en empleo. En general ha sido un ejercicio difícil para la distribución. Este año va a ser el peor año para el sector desde el inicio de la crisis.

P. Si tan malo va a ser este año para la distribución, ¿cómo ha conseguido cifras positivas Covirán? y ¿por qué este año va a ser el peor?

R. En general la distribución es el último sector en notar la crisis y también el último en salir de ella, el consumidor adquiere otros productos que no ha consumido durante los años de la crisis y el consumo fuera del hogar aumenta cuando mejora la economía. Además este año hemos registrado una fuerte deflación en alimentación, este año ha estado marcado por la guerra de precios, ser el más barato sigue estando en el sector. Y afecta mucho la pérdida de población en España,  800.000 consumidores menos este año en comparación con el anterior.

En nuestro caso crecemos porque seguimos apostando por la modernización de puntos de venta, la profesionalización de nuestros socios y trabajadores, apuesta permanente de formación, por el desarrollo de Nuevo Concepto Covirán, por un mayor desarrollo de la marca de distribuidor y la internacionalización.

P. Entre marzo y abril anunciaron la fusión con Unide.

R. Se llegó a un principio de acuerdo, pero luego cada cooperativa ha decidido seguir con una estrategia diferente. En junio decidimos seguir cada uno por su camino. A pesar de todo hemos inaugurado una plataforma logística en Madrid que no sólo va a servir a los socios de esta zona sino que va a ser la plataforma nodriza de los socios del norte de España, ganamos eficiencia. Madrid va a ser una de las plataformas fundamentales de la cooperativa.

P. La fusión con Unide hubiera fortalecido la presencia de Covirán en el centro de la península. Esa ruptura, ¿no resta sentido a esta plataforma logística en Madrid?

R. Está claro, hubiera sido importante, pero ahora mismo damos servicios a 111 supermercados en Madrid y nuestra intención es en 2015 incorporar otros 115 supermercados. La plataforma es necesaria para optimizar los movimientos de mercancía de Covirán, es una demanda de nuestros socios.

P. ¿Por qué no cuajó esa fusión?

R. Aunque somos dos cooperativas tenemos diferencias estratégicas, no se si en un futuro, cuando pasen unos años, podemos retomar los planes. Estaremos abiertos a cualquier cooperativa que quiera integrarse en nuestro proyecto. Covirán es hoy la primera cooperativa independiente de España y Portugal, duplicamos en negocio a la segunda cooperativa [Unide].

P. En sus publicidades hablan de democracia, solidaridad... ¿tiene sentido el modelo cooperativista en el siglo XXI?

R. Hay que ser conscientes de que lo que realmente mueve la economía son las pymes, son los pequeños empresarios los que generan empleo. Es necesaria la unión de muchos pequeños para competir en momentos difíciles, y nuestros resultados durante la crisis así lo demuestran. Estoy convencido de que una empresa de economía social bien gestionada, de forma profesional, funciona. Aquí todos los socios son iguales, tienen las mismas condiciones.

P. ¿Es Covirán una empresa de izquierdas? ¿qué les diferencia de un modelo de franquicia tipo Dia?

R. No hombre, no tenemos ideología, pero tenemos claros los valores del cooperativismo: se unen esfuerzos. Covirán se gestiona como una gran empresa y no se descarta que en un momento dado si se alcanza una cierta dimensión se llegara incluso a salir a Bolsa, algo que evidentemente ahora no entra en nuestros planes.

A diferencia de otras cadenas con estrategia diferente, cada uno de nuestros cooperativistas tiene independencia, tiene más flexibilidad que un franquiciado, aquí el socio tiene libertad para salirse cuando quiera, la rentabilidad de negocio es superior a la que ofrece un modelo de franquicia.

“Hemos incorporado comercios chinos a nuestra cooperativa”

En Madrid las pequeñas tiendas de alimentación gestionadas por ciudadanos chinos lideran el segmento de pequeños supermercados. “La competencia en Madrid de los comercios chinos es una realidad, tiene importancia y están evolucionando, incorporan marcas líderes y están renovando, hay que tenerlos en cuenta”, comenta Luis Osuna. “En alguna ocasión hemos incorporado algunos de estos comercios a nuestra cooperativa, siempre que sean empresarios que se formen con nostros y que adecuen sus locales a nuestros requerimientos”, dice el consejero delegado de Covirán, que recuerda que en otras comunidades, como en Cataluña, ha ocurrido un fenómeno similar con comerciantes de otras nacionalidades (paquistaníes en el caso catalán).

Desde el sector de la distribución se suele criticar las diferencias normativas que afectan al negocio dependiendo de la Comunidad Autonóma en la que se encuentre el supermercado de turno. Sobre el tema de normativa horaria, el consejero delegado de Covirán, sin embargo, cree que la normativa existente “responde a diferentes necesidades del consumidor y permite una fácil adaptación, creo que es adecuada y no creo que ahora se necesite mayor libertad de horarios”.

En opinión de Osuna, ahora en España el modelo comercial que existe en Madrid, Andalucía, Extremadura o Cataluña, es muy diferente y “una plena libertad de horarios para todo tipo de establecimientos generaría un trasvase de consumo de un formato a otro, pero no mayor consumo ni más empleo ni empleo estable”, dice. “Estoy convencido de que desde un punto de vista de eficiencia no tiene un efecto de crecimiento económico”, indica. La mayoría de las tiendas de Covirán tienen libertad para abrir todos los días del año, pero “no lo hacen, las que quieren abrir en festivos pueden hacerlo”.