100 empresas se dieron cita en el Primer Congreso de Viveros de las islas

Los emprendedores canarios, un poco más cerca unos de otros

Las Cámaras de Comercio fueron las impulsoras del primer encuentro insular que reunió a 16 incubadoras y centros de aceleración de empresas de la región

Conversaciones entre los participantes en el I Congreso de Viveros de Empresas de Canarias.
Conversaciones entre los participantes en el I Congreso de Viveros de Empresas de Canarias.

Nacida en Lanzarote, pero con vocación de extenderse por toda la provincia de Las Palmas. Es el caso de la empresa impulsada por Jesús López, un emprendedor canario cuya iniciativa lleva un año desarrollándose en el vivero de empresas de la Cámara de Comercio de la isla lanzaroteña.

Su aplicación, con información de todo lo que se puede hacer y visitar en la zona, y que resulta de utilidad tanto a habitantes como a visitantes, ha empezado a dar el salto a Gran Canaria, con las dificultades que ello implica.

“La necesidad de trasladarse de una isla a otra en avión o en barco repercute de manera importante en los costes de la empresa”, apuntaba López en conversación telefónica, precisamente mientras viajaba en barco a otra isla para asistir a una reunión de negocios.

El suyo es solo uno de los muchos casos de empresarios de una región en la que, por su configuración geográfica, resulta bastante complicado entablar relaciones con organizaciones de otras zonas. Por ello, el fundador de Lanzarote App y Gran Canaria App valora muy positivamente iniciativas como la que promovieron la semana pasada las Cámaras de Comercio, que reunió en un mismo lugar a un centenar de empresas que se encuentran alojadas en alguno de los 16 viveros repartidos por las siete islas.

“Es posible que una empresa de La Palma en solitario no pueda aspirar a determinados proyectos, sin embargo, en alianza con otra de Lanzarote, podría hacerle sombra a las mejores y más grandes corporaciones”, afirmó durante el encuentro José Torres Fuentes, presidente de la Cámara de Lanzarote, en cuya sede se celebró el evento, el primero que congregaba a los viveristas de la región.

En total, se sostuvieron unas 40 reuniones de trabajo durante una jornada en la que los asistentes también pudieron escuchar charlas y conferencias sobre aspectos como comunicación o financiación colectiva.

“Gracias al congreso he conseguido establecer contactos con otros empresarios de la zona que más interesa a mi negocio, en este caso de la provincia de Las Palmas, pero también con otros de Tenerife que podrían ser de utilidad en el futuro”, señala Jesús López, que asegura que el apoyo y la orientación de instituciones como las Cámaras resultan de vital importancia para los emprendedores canarios.

Las conversaciones entre dirigentes de empresas de reciente creación, como las alojadas en las incubadoras y aceleradoras, contribuyen también a la “proyección de un mercado único y común” que el presidente autonómico Paulino Rivero señaló como clave para el crecimiento económico de Canarias durante su discurso de inauguración.

Para emprendedores como el impulsor de Lanzarote App, las siete islas representan efectivamente un mercado único y la distancia no será un impedimento para su desarrollo.