Los analistas asumen un impacto neutral a corto plazo

El mercado acoge la remodelación en Santander con un alza del 1%

Vista de un panel de la bolsa de Madrid. EFEArchivo
Vista de un panel de la bolsa de Madrid. EFE/Archivo EFE

Las acciones de Banco Santander comenzaron la sesión de este martes ligeramente a la baja para virar hacia una senda alcista poco después del anuncio de la renovación de la cúpula del grupo, con la sustitución de Javier Marín como consejero delegado por José Antonio Álvarez, hecha pública este martes a las 10:20 de la mañana.

El valor terminó cerrando con una subida del 1,00% que lo sitúa en los 7,16 euros, con un alza acumulada del 19,9%% en el año.

“La reciente revalorización de la acción responde más a las circunstancias del mercado y al optimismo ante las palabras de Draghi acerca de la posibilidad de incorporar medidas no convencionales, algo que ha aupado a la renta variable y a la banca en especial”, más que a los cambios anunciados, asume Joaquín Robles, analista de XTB, resumiendo el parecer de muchos de los expertos consultados.

“En el corto plazo, no pensamos que todos estos cambios conlleven variaciones en la cotización de la acción”, continúa, asumiendo que subraya que la nueva presidenta “simplemente” ha querido “rodearse de personas de su confianza”.

“No creemos que vaya a tener una especial repercusión para el valor, aunque sí puede resultar algo extraño que se haya sustituido a Marín después de un periodo de tiempo no muy prolongado en el cargo. Esto puede generar alguna incertidumbre”, apunta por su parte Victoria Torre, responsable de análisis y producto de Self Bank.

Con todo, la decisión “no debería tener un gran impacto en un primer momento”, opina Diego González González, socio director la EAFI Bull4all Advisors, que defiende que “ha entrado gente muy preparada, sustituyendo a otra gente del mismo nivel”.

“Tendría impacto si los cambios implicasen nuevas maneras de gestión o de dirección, pero no parece que vaya por esa línea”, asume.