También es posible utilizar un smartphone aunque el tamaño de la pantalla puede no ser suficiente
Cómo utilizar un tablet como segunda pantalla para tu PC

Cómo utilizar un tablet como segunda pantalla para tu PC

Trabajar con dos pantallas normalmente es mucho más cómodo que solo con la que trae de serie el ordenador. De esta forma podemos dividir las aplicaciones en dos escritorios y con solo un vistazo a la segunda pantalla, seguir trabajando de forma eficiente. El caso es que si no tienes dinero para comprar un buen monitor, una de las mejores opciones es utilizar una tableta con Android, sobre todo si ésta es de unas 10 pulgadas. Para transformar el dispositivo en un monitor extra, lo primero que tendremos que hacer será descargar dos aplicaciones: una para el tablet llamada Splashtop Extended Display HD –y que ofrece un periodo de prueba para comprobar si se adapta a tus necesidades- y una copia del software para escritorio, tanto Windows como Mac.

Tras descargar la segunda de ellas y ejecutar el proceso de instalación –es bastante sencillo y no hay ningún ajuste inusual que configurar-, tendremos que dirigirnos hasta el apartado Status (Estado) y clicar en “Create a Splashtop Account”, es decir, crear una cuenta para este servicio. Una vez creada, podemos utilizar las mismas credenciales para loguearnos.

El siguiente paso, como no puede ser de otra manera, es instalar la aplicación en el teléfono móvil o tablet Android a través del enlace facilitado anteriormente. Al tratarse de una versión de prueba, nos avisará de que solo podremos utilizar la segunda pantalla durante solo 5 minutos en una sola sesión –aunque no se evita la reconexión instantánea-. Tras esto, lo único que tendremos que hacer será asegurarnos de que tanto PC como dispositivo Android están conectados a la misma red WiFi ya que, de forma automática, ambos se encontrarán.

Para terminar con la configuración, tendremos que ir hasta la versión de escritorio y, en el apartado Seguridad, asignar y confirmar una contraseña para asegurar la comunicación entre ambos dispositivos. Por último, en el apartado “Resolución de pantalla” de nuestro ordenador (Windows) podremos ver como aparece un segundo monitor con una resolución de 1024 x 768 que resulta ser el dispositivo Android. Lo mejor de todo es que gracias al panel táctil, es posible utilizar Windows como si de un sistema operativo táctil se tratara, por lo que no es necesario utilizar siempre el ratón, algo que puede resultar muy intuitivo.

Normas