Para financiar "correctamente" el servicio público

Montoro abre la puerta a que vuelvan los anuncios a RTVE

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda.
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado en el en el Senado que el Gobierno “está estudiando el uso de recursos promocionales o alternativos para financiar correctamente a RTVE”. Montoro respondió en la sesión de control al Gobierno en el Pleno de la Cámara Alta a una pregunta del PSOE sobre si va a volver la publicidad a TVE, posibilidad que queda abierta en la proposición no de ley que ha registrado el PP en el Congreso que insta al Ejecutivo a cambiar el actual modelo de financiación de RTVE.

El titular de Hacienda respondió al senador Óscar López que la proposición del PP insta al Gobierno “a considerar el uso de recurso alternativos a los de los Presupuestos del Estado para financiar RTVE” y "voy a confirmarle que, efectivamente, el Gobierno está estudiando el uso de esos recursos promocionales o alternativos para financiar correctamente un servicio público en el ámbito de medios de comunicación que es completamente esencial, y para garantizar el futuro de la corporación y de todos los profesionales que trabajan en ella. Montoro confió en que el PSOE estará de acuerdo con esa intención del Gobierno, por lo que ahora “espera una aportación positiva” del principal grupo de la oposición cuando se debata la proposición del PP en la Cámara Baja.

En paralelo, el presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, comentó en el Congreso que con el nuevo plan de sostenibilidad de RTVE se busca alcanzar la estabilidad financiera de la corporación, en la que no serán necesarios “cambios drásticos” y que pretende fomentar sus ingresos propios “potenciando” la fórmula del patrocinio.

Durante su primera comparecencia ante la comisión de control parlamentario de RTVE desde que el pasado 23 de octubre tomara posesión de su cargo, Sánchez ha presentado las medidas con las que la nueva dirección quiere garantizar la viabilidad y el futuro del ente, “sin menoscabo” de sus actividades de servicio público.

“Esta tensión que genera el modelo de financiación es algo nuevo para mí (...) Y en cuatro semanas no se pueden hacer ni magias ni milagros, pero puedo adelantar que no es necesario un cambio drástico”, ha sostenido.

Para Sánchez, la situación actual requiere una “necesaria” reducción de gastos, y por ello el plan prevé un ahorro de 20 millones de euros, además de una mejora en la gestión de los recursos humanos que permitirá ahorrar 4 millones de euros.

En este sentido, Sánchez ha explicado que se ha aprobado un nuevo organigrama directivo “más racional” en el que se ha pasado de 154 puestos directivos a 129, y de 35 a 24 los directivos contratados, “unas cifras que no se habían alcanzado jamás en la historia de la casa”.

Sobre la proposición no de ley del PP en la que insta al Gobierno a modificar el sistema de financiación de RTVE para que vuelva la publicidad a Televisión Española, Sánchez no ha querido hacer ningún comentario y ha asegurado que “la ley que más” le gusta “es la que aprueben las Cortes”.

Ha insistido en que el modelo actual es “el que aprobó esta Cámara” y ha dicho que el déficit de RTVE -que este año tiene previsto llegar a los 133 millones de euros- no se produce por la gestión que se lleva a cabo sino por el propio modelo.

Un extremo que ha rechazado el portavoz del PSOE en la comisión, Germán Rodríguez, que ha atribuido esas cifras al “recorte anual de 250 millones de euros” que ha ejecutado el Gobierno porque, ha dicho, con este modelo de financiación “hubo equilibrio presupuestario” en el anterior gobierno socialista.

Además, para Rodríguez, los nuevos nombramientos como el del nuevo director de los Servicios Informativos de TVE, José Antonio Álvarez Gundín, “no apuntan a una buena dirección” para recuperar la “credibilidad” de los informativos ante la denuncia de manipulación y censura firmada por 1.500 profesionales de la casa.

“En TVE no tiene cabida este tipo de prácticas de manipulación y censura; no creo que se haya dado antes ni que se vaya a dar ahora”, ha sentenciado Sánchez.

Dichos nombramientos y el modelo de financiación de RTVE también han sido cuestionados por otros grupos parlamentarios, que han puesto de manifiesto su preocupación por los “bajísimos niveles de audiencia” de la cadena pública -en la actualidad roza el 10 %-, así como sobre si se va a hacer o no un ERE.

“No tengo ninguna intención de hacer un ERE”, ha afirmado el presidente de RTVE, que ha recordado que el Expediente de Regulación de Empleo hecho en 2006 por el PSOE “adecuaba” la plantilla a las necesidades de RTVE.

Para el portavoz del PP, Ramón Moreno, se inicia un nuevo mandato en RTVE con “decisiones oportunas y confianza en el futuro”, y ha opinado que la “hospitalidad socialista” responde a un “guión estratégico y político que nada tiene que ver con los intereses de RTVE” y cree que la mejor forma de ayudar al ente es “prestigiándolo y no erosionándolo a cada paso con pancartas y soflamas”.

El plan también ha acordado la venta de instalaciones “ociosas o infrautilizadas”, como los Estudios Buñuel y el campo de antenas de Boadilla del Monte en Madrid, cuyos ingresos se destinarán a la construcción de nuevas instalaciones y a la modernización tecnológica de las existentes.

“RTVE es una empresa compleja y nos equivocaremos seguro, pero no tardaremos en corregirlo”, ha concluido Sánchez antes de afirmar que ha vuelto “con ilusión y consciente de los retos” que tienen.