La AEB está dispuesta a sentarse con Podemos

La banca dice que tiene capacidad para aumentar el crédito

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, momentos antes de su intervención hoy en la tribuna Foro de la Nueva Economía, organizado por Nueva Economía Fórum.
El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, momentos antes de su intervención hoy en la tribuna Foro de la Nueva Economía, organizado por Nueva Economía Fórum. EFE

La banca española está capacitada en estos momentos para apoyar la recuperación con la apertura del grifo del crédito. Esa es la opinión tanto del presidente de la AEB, José María Roldán, como de José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo de BBVA.

El presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), José María Roldán, ha afirmado este lunes que en la actualidad no existen problemas de restricción de la oferta de crédito y ha indicado que los bancos españoles poseen liquidez y capital suficiente para atender una demanda solvente. Roldán ha apuntado, en una intervención en un desayuno informativo organizado por el Foro Nueva Economía, que factores como la relación equilibrada de créditos y depósitos y la moderación de la prima de riesgo apuntan a una mejora de la liquidez de los bancos y los colocan “en las antípodas” de donde se encontraban hace unos años.

“Los bancos españoles no solo tienen un capital más que suficiente para afrontar el futuro, sino que se apoyan en un balance con activos bancarios sólidos”, ha destacado.

González-Páramo coincidió poco después con estas declaraciones al afirmar que "los bancos están preparados para apoyar la recuperación económica, concediento crédito". González-Páramo, que ha participado en una mesa redonde titulada el nuevo sistema bancario europeo. La hora de la inversión, ha explicado que tras los test de estrés la banca ha demostrado "que es solvente y puede resistir escenarios adversos".

Apuesta por que el supervisor elimine el límite al dividendo

El presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), José María Roldán, ha apostado hoy por que el Banco de España revise las restricciones al pago del dividendo en efectivo que impuso a las entidades españolas.

Roldán ha destacado que la banca española siempre ha sido “muy moderada” en lo que al reparto de dividendo se refiere, en comparación con otras entidades.

Tras recordar que la institución que dirige Luis María Linde decidió limitar el pago del dividendo en un periodo de “extraordinaria convulsión”, ha subrayado que en el momento actual “tendría todo el sentido del mundo” revisar esa política.

“No habría nada extraño en que se revisara”, ha dicho, al tiempo que ha insistido en que los bancos han sido “muy moderados” en el reparto de sus dividendos.

El Banco de España ha comunicado a los bancos que han aprobado con buena nota los test de estrés que considera que pueden levantar las limitaciones que sufren durante los dos últimos ejercicios para repartir dividendo, según ha comunicado a las diferentes entidades que han aprobado con nota los test de estrés.

No obstante, la decisión final está ahora en manos del Banco Central Europeo (BCE), que desde el 4 de noviembre ha asumido la supervisión única europea de las entidades financieras.

El exconsejero del BCE espera que los tipos de interés de los créditos también sean mejores para el cliente, ya que “en países periféricos, el precio del crédito se ve afectado por la prima de riesgo soberano y la morosidad, y ambos factores están mejorando”. 

Pese a ello, ha indicado que todavía siguen las dudas sobre si la demanda solvente podrá reactivarse. La buena noticia es, a su entender, que las nuevas operaciones de crédito en España están remontando desde principios de 2014, “aunque el stock total continúe reduciéndose hasta finales de 2015”. Páramo considera que será a partir de esa fecha cuando el crecimiento del crédito se detecte ya que el aumento del nuevo crédito será mayor incluso que las amortizaciones.

Roldán, por su parte, explicó que las entidades de la asociación “están preparadas” para apoyar el proceso de recuperación de la economía española y tienen la voluntad de hacerlo.

No obstante, ha matizado que no se pueden conceder todos los créditos que se solicitan. En este sentido, ha indicado que el negocio bancario es “tremendamente complejo y difícil”. “Pensemos en créditos a pymes. Nos dan una cartera de 100 millones de euros para conceder créditos por un millón. Si fallamos en más de un 2% de los casos, estamos fuera de mercado”, ha dicho Roldán.

Así, ha explicado que los bancos no pueden tener problemas de solvencia por liberalizar los criterios de concesión de créditos y ha insistido en que el hecho de que las entidades estén dispuestas a financiar la recuperación económica debe tener en cuenta la necesidad de respetar el criterio de dar créditos a clientes solventes.

“Si pensamos que podemos solucionar el problema dando crédito a clientes insolventes, nos estamos equivocando”, declaró. Roldán ha reconocido que la tasa de concesión de créditos es del 40% y ha subrayado que los criterios se están suavizando porque la economía está mejorando, pero ha matizado que esto no lleva a que todos los créditos puedan ser concedidos, porque eso sería “no solo ilusorio, sino tremendamente peligroso”.

González-Páramo y Roldán también coincidieron en que tras la entrada en vigor de la supervisión única europea lo lógico es que se produzcan fusiones transfronterizas. Además, consdieran que debe aún reducirse el número de bancos en Europa, mientras que en España debe reducirse aún más los costes. "Es la única vía para garantizar la rentabilidad", explicó el presidente de la AEB. En este sentido, recordó que durante la crisis la banca española ha reducido en un 25% su red de oficinas y en un 30% su plantilla.

Roldán mantiene en este sentido que estos ajustes "seguirán en los próximos años". 

Dispuesto a reunirse con Podemos

Roldán se ha mostrado dispuesto a mantener un encuentro con Podemos. “Somos un sector económico que está abierto al diálogo con todas las partes de la sociedad”, dijo esta mañana en un desayuno en el que se echo en falta la presencia de directivos de los bancos o algún representante del Banco de España. El representante de la patronal bancaria insistió en que se reuniría con la formación de Pablo Iglesias “sin ningún problema”.

Declaró que “es natural” que teniendo en cuenta la crisis “tan profunda” que se ha vivido surjan fenómenos como Podemos. “Estamos en un entorno democrático que permite que las naturales y entendibles frustraciones de una parte de la sociedad se transmitan a través del voto democrático, lo cual es garantía de estabilidad para el sistema”, agregó.

Reputación

Se ha convertido en uno de los principales caballos de batalla de la banca, recuperar su dañada reputación. El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, advirtió ayer sobre ello. “O la banca española recupera la confianza del cliente, o puede perecer, ya que el negocio bancario no puede estar reñido con la ética, sin la que no es viable”, declaró. Roldán reconoció que la banca se encuentra en el momento más bajo de su imagen pública, aunque insistió en que en el sector pagan “justos por pecadores” (en referencia a las cajas de ahorros), y la situación de ciertas entidades se ha extendido a todo el sector. El presidente de la patronal bancaria, que ayer intervino en un desayuno del Foro Nueva Economía, subrayó que el problema reputacional de la banca española “es serio”, como lo es el de su baja rentabilidad.

Para su recuperación, y en espera de que se normalice la actividad bancaria con la concesión de crédito y suban los tipos de interés, el presidente de la patronal bancaria explicó que una de las principales vías que tiene para mejorar su rentabilidad es a través del control de los costes. “Los bancos españoles han reducido un 25% su plantilla y un 30% el número de oficinas, y todo indica que este patrón de ajuste seguirá”, declaró.