Obtener el carné de conducir cuesta unos 900 euros

El teórico, en la autoescuela online

El teórico, en la autoescuela online

Ni tanto ni tan calvo. Hace una década era casi impensable no acudir a la autoescuela a preparar el examen teórico de conducir. Hoy, lo raro es hacerlo. Este comportamiento podría llegar a universalizarse a partir de ahora si las autoescuelas decidieran tomar al pie de la letra la reciente decisión de la DGT de dar luz verde a las escuelas online para preparar el teórico. Y todo pese a que en los últimos meses ha aumentado el número de suspensos en los exámenes de conducir en España, según asegura José Miguel Báez, presidente de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE). La polémica esta servida. Junto a CNAE, la Fundación para la Seguridad Vial (Fesvial), el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) y las aseguradoras consideran imprescindible la enseñanza presencial para la seguridad vial.  

Entre un 10% y un 20% han aumentado los suspensos en los exámenes de conducir en los últimos meses, estima Shara Martín Palma, directora general de la consultora Pons Seguridad Vial. La reducción del número de exámenes en algunas regiones españolas como Barcelona, Cádiz, Zaragoza, Navarra o La Rioja (por los recortes) y la falta de recursos de las familias son los principales responsables de “la peor preparación de los candidatos”, explica Báez. “En algunas regiones españolas, los alumnos esperan hasta un mes para examinarse y en muchas ocasiones tienen que abandonar las clases prácticas porque no pueden pagárselas”.

“Ahora mismo, los alumnos van a las pruebas habiendo dado el mínimo de clases tanto teóricas como prácticas”, dicen en Fesvial, donde están a favor de implantar un mínimo de horas teóricas para que los alumnos aprendan, en vivo y en directo, además de la normativa, los principales factores de riesgo que influyen en el tráfico y otras cuestiones como la conducción eficiente, conceptos básicos de movilidad, la seguridad pasiva y activa de los vehículos, entre otras cuestiones.

Y con esta medida, las cosas pueden empeorar aún más. Aunque según la DGT, las autoescuelas online tiene que garantizar la interacción directa con el profesor, mediante tutorías personalizadas, el teléfono o el correo electrónico, a juicio de Báez, “esta medida firmará la sentencia de muerte de la enseñanza presencial, menoscabando la formación en seguridad vial de los futuros conductores”. No se trata de aprender solo las señales de tráfico, sino también actitudes al volante, ciertos valores de convivencia, control de las emociones, todas indispensables para sentarse a conducir un vehículo, como explica Martin Palma.

Actualmente, solo el 5% de los matriculados acude a las aulas a preparar el examen teórico

Actualmente, solo el 5% de los candidatos a conductores acude a las aulas para preparar la prueba teórica del permiso de conducir, estiman en Pons, lo que ha propiciado que muchas autoescuelas supriman la formación teórica presencial. Y es que, explica Martin, aunque el nuevo examen implantado por la DGT a principios del año pasado aumentó el número de preguntas hasta las 15.500, el nivel de exigencia de la prueba teórica se ha simplificado mucho desde hace unos seis años y, por eso, los chavales se preparan por su cuenta, principalmente de forma online. “Hoy en día, nadie se estudia el código de circulación. Si el examen fuera más complicado, los candidatos se verían obligados a ir a la autoescuela”.

Por poner algún ejemplo, la simple incorporación de preguntas con soluciones multirrespuesta elevaría el nivel de exigencia asegurando una mayor comprensión de los alumnos, tanto a juicio de Palma como de Báez.

Muchas autoescuelas han suprimidoo reducido la enseñanza presencial

En CEA también consideran indispensable la asistencia a la autoescuela además de incorporar otro tipo de requisitos en la formación para adecu arse a los países europeos. En Alemania, para poder examinarse tanto del teórico como del práctico, es obligatorio ir a la autoescuela. Además, la prueba práctica tiene una duración de 45 minutos frente a los 25 implantados en España en 2013, y obliga a un mínimo de 12 horas de conducción especial (de noche, en autopista, etc.), entre otras exigencias que garantizan una mayor preparación.

No se trata de descartar las ventajas de las nuevas tecnologías, dice Francisco Valencia, director de gobierno corporativo de Línea Directa, quien también está a favor de la experiencia del contacto directo con el profesor. Pero a su juicio, las autoescuelas online tienen que garantizar una formación sumamente rigurosa.

¿Están los nóveles mejor preparados?

El teórico, en la autoescuela online

Según un estudio elaborado por la compañía Direct Seguros, el 71% de los conductores actuales no volvería a aprobar el carne de conducir si tuviese que examinarse en estos momentos, pero la pregunta también hay que hacerla al revés. ¿Cuántos jóvenes conductores aprobarían los exámenes de conducir que hacíamos hace 20 años? Según la mayoría de los interlocutores consultados, aún hay muchas cuestiones que mejorar en la formación de los conductores noveles. Aunque el pasado año la DGT incorporó nuevos apartados a evaluar en los exámenes (conducción autónoma, conducción eficiente, etc.), algunos de ellos aún no se están llevando a la práctica por falta de recursos. Según han asegurado en CNAE y en Pons, esto es lo que está ocurriendo con el conocimiento técnico del vehículo, incluido en la prueba práctica (medir la presión de los neumáticos, comprobar el aceite, el agua, el limpiaparabrisas, etc.). Además, según el sector, es crucial reforzar la formación teórica incluyendo test de valoración de riesgos, ya implantados en países como Alemania o Inglaterra;formación de primeros auxilios presencial, según apuntan en Real Automóvil Club (RACE); charlas para concienciar, como ocurre en las clases de recuperación de puntos; el desarrollo de valores para frenar la agresividad al volante, etc. En palabras de Palma, “abordar una formación más integral”. Por su parte, en Fesvial apuestan por una revisión del modelo de evaluación de competencias en el tráfico más ajustado a la realidad.

En cifras

9.000 es el número aproximado de autoescuelas que existen actualmente en España. Esta cifra puede verse alterada por la autorización de las online.

50% es el descenso que ha experimentado desde 2006 el número de alumnos que optan a sacarse el permiso de conducir.

900 euros es el coste medio que puede tener la obtención del permiso de conducir, considerando entre 25 y 30 clases prácticas sin ningún tipo de oferta.

20% es el aumento que han registrado en los últimos meses los suspensos en los exámenes de conducir, según la consultora Pons Seguridad Vial.