El proyecto creará 140 empleos en Manacor

Nadal lanza su academia de tenis patrocinada por Telefónica

Rafael Nada, en la presentación de la "Rafa Nadal Academy by Movistar"
Rafael Nada, en la presentación de la "Rafa Nadal Academy by Movistar"

Los periódicos del día, una raqueta, un trozo de fibra óptica y la bandera de las Islas Baleares. Con estos objetos han rellenado Rafa Nadal y las autoridades públicas asistentes al acto la urna de cristal que han sepultado bajo la primera piedra de la academia de tenis que el deportista inaugurará en verano de 2016 y que se llamará "Rafa Nadal Academy by Movistar", pues cuenta con el patrocinio de Telefónica. En esas instalaciones también se construirá un centro deportivo pensado para acoger las concentraciones de equipos de distintas disciplinas. El proyecto creará 140 puestos de trabajo.

"El deporte ha sido, es y será mi pasión. Dentro de unos años me veo vinculado a este mundo y por eso es una satisfacción personal haber creado este centro deportivo", ha dicho el deportista en Manacor, donde instalará su proyecto más personal. El propio tenista ha sido el encargado de explicar las instalaciones con las que contará este nuevo recinto. En una primera fase que durará entre 16 y 18 meses se construirá la academia, que se estrenará con el campus de verano de 2016 y después con ese curso académico. El centro, donde los estudiantes podrán compaginar la práctica del tenis con su formación académica, acogerá a 140 alumnos.

Diecisiete pistas de tenis, una piscina, cuatro pistas de pádel, un campo de fútbol 7, una pista polideportiva, una residencia, aulas polivalentes, aulas de juegos, salas de proyecciones y ocho aulas de estudio son algunas de las instalaciones con las que contará la "Rafa Nadal Academy by Movistar. El centro deportivo "Rafa Nadal Center" reunirá la sede de la fundación del tenista más laureado de la historia de España, un museo deportivo e instalaciones para acoger a equipos de otros deportes.

Visiblemente ilusionado por la puesta en marcha de este proyecto, Nadal ha explicado que confía en que su academia reúna a jóvenes de todo el mundo. "Sabemos que el porcentaje de tenistas que saldrán de nuestras aulas y pueden ganarse la vida de esto será pequeño. Lo más importante es la educación de los alumnos. Respecto al centro deportivo, el tenista balear ha declarado que espera "que sea un punto de encuentro para los manacoríes y mallorquines, que vengan a practicar deporte y poder hacer de este centro social algo de lo que sentirse orgullosos".

"El mejor embajador"

Nadal ha agradecido a las autoridades públicas Baleares y a Telefónica su apoyo a este proyecto. José Ramón Bauzá, presidente de las Islas Baleares, ha dicho que el tenista "ha sido y es el mejor embajador de las nuestras islas". En esta idea han insistido también María Salón, presidenta del Consell de Mallorca, y Catalina Riera, teniente alcalde de Manacor, quien ha declarado que "tenemos la suerte de que Nadal sea de Manacor y de que haya elegido nuestro pueblo para hacer esta inversión".

Por su parte, Francisco de Bergia, director de asuntos públicos de Telefónica, ha agradecido a Nadal que les haya elegido para acompañarle en un proyecto de esta magnitud. Bergia ha explicado que hasta ahora sus apuestas de patrocinio deportivo estaban principalmente centradas en España y que Nadal representan la mayor proyección internacional que buscaban. El directivo de Telefónica ha dicho que el proyecto de la academia y el centro deportivo de Nadal "encaja con nuestra política de apoyar a la cultura y a la gente joven porque no existe futuro sin educación".

Telefónica, que ha firmado recientemente con Nadal un acuerdo de patrocinio por seis años, es el principal respaldo privado al proyecto. Además de patrocinador, será el socio tecnológico de la academia. "Es un patrocinio a largo plazo, porque no queremos que se nos valore por el triunfo de un deportista, sino por el trabajo de apoyo que hacemos desde la base", ha afirmado Bergia.

Nadal, desde hace unos días hijo predilecto de Mallorca, ha recalcado durante la presentación que "tenía poco sentido empezar un proyecto así en otra ciudad que no fuera Manacor, el lugar donde vivo y donde seguiré viviendo". Durante el acto, el tenista ha dicho que este proyecto no podría haber salido adelante si no fuera por la dedicación de su padre, ya que él está más centrado en su carrera profesional. En el futuro, Nadal se ve siguiendo a diario la actividad de su academia y compartiendo con sus alumnos las lecciones aprendidas durante su carrera deportiva.