FCC cae en Bolsa un 3,8%

Koplowitz negocia con Slim tras romper con Soros

Esther Koplowitz, accionista de referencia de FCC
Esther Koplowitz, accionista de referencia de FCC

El valor en Bolsa de FCC ha caído el lunes un 3,81% cerrando a 14,88 euros por acción después de que el grupo comunicara que las negocaciones mantenidas por la primera accionista, Esther Koplowitz, con el 50,1%, y el inversor estadounidense George Soros han finalizado sin alcanzarse un acuerdo. El grupo ha indicado en su comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que negocia ahora con el multimillonario Carlos Slim.

“El accionista de control de FCC nos ha informado que ha finalizado la exclusiva concedida a Soros Fund sin que se haya cerrado acuerdo para su inversión”, ha informado FCC en su comunicado al regulador. “No obstante, la eventual adquisición de derechos de suscripción de FCC correspondientes a B1998, directa o indirectamente, en el marco de la ampliación de capital aprobada por la Junta de fecha 20 de noviembre de 2014, se negocia ahora en base de exclusividad con Control Empresarial de Capitales SA de CV, sociedad perteneciente en su integridad a Inmobiliaria Carso SA de CV que a su vez está controlada por la familia Slim”, añadió.

De acuerdo a fuentes financieras y otras cercanas a la multinacional española, los planes previstos hasta finales de la pasada semana eran que Soros acudiera a la ampliación de capital de FCC de 1.000 millones de euros inyectando entre 600 y 700 millones de euros y que alcanzara aproximadamente un 25% del capital del grupo. Koplowitz vería reducida su participación en FCC a un porcentaje inferior al 30%.

La negociación entre Koplowitz y Soros fue comunicada al mercado a través de hecho relevante el viernes 14 de noviembre, cuando FCC informó que la primera accionista y Soros Fund negociaban “la eventual adquisición de los derechos de suscripción de FCC, correspondientes a la participación de B-1998 [la sociedad de inversión de Esther Koplowitz] en el marco de la ampliación de capital propuesta a la junta general extraordinaria de accionistas que se celebrará el próximo 20 de noviembre”. La compañía advirtió en su comunicado sobre la existencia de “gran interés por parte de inversores de reconocido prestigio de participar en la operación”. Ese día las acciones de FCC se incrementaron en Bolsa un 8,37%; el lunes 17 de noviembre FCC volvió a subir en Bolsa, un 5,7%.

El interés de Soros por FCC se hizo público a finales de 2013, cuando se publicó que el multimillonario estadounidense había adquirido a través de derivados cerca de un 4% del capital de FCC. El 23 de diciembre las sociedades controladas por Esther Koplowitz accionistas del grupo, B-1998 y Azate, informaron a la CNMV que habían vendido acciones del grupo, pasando a controlar del 53,8% al 50,1% y del 6,79% al 6,5%, respectivamente, sin informar quien había sido el comprador. La participación a través de derivados de Soros en FCC nunca ha sido admitida oficialmente por la compañía española y tampoco aparece en los registros de la CNMV.

La ampliación de capital de FCC propuesta la pasada semana está dirigida a cancelar un tramo de 1.350 millones de euros de deuda convertible en acciones de la constructora. La operación se suma a un plan de desinversiones valorado en 2.200 millones que terminará de ejecutarse el próximo año. Además con la ampliación FCC prevé atender necesidades financieras de Cementos Portland Valderrivas y FCC Environment. La ampliación, informó FCC el viernes, dotará al grupo “de una mayor flexibilidad para acometer una nueva etapa de desarrollo empresarial”.

El grupo no informó en su comunicado al regulador sobre el periodo de negociación previsto con el grupo de la familia Slim. En el capital de FCC participa otra de las mayores fortunas del mundo. El fundador de Microsoft, Bill Gates, posee el 5,7% del grupo “La compañía tiene de plazo para ejecutar la ampliación de capital un año, antes se negociaba en exclusiva con Soros y ahora con Slim”, comentaron fuentes cercanas al grupo el lunes.

Entre enero y septiembre de este año FCC ha registrado pérdidas por valor de 788,3 millones de euros, un 16,8% más que en el mismo periodo del año anterior, como consecuencia del “efecto contable de provisiones y deterioros no recurrentes, sin ningún impacto en el flujo de caja del periodo”.

La compañía presidida por Esther Alcocer Koplowitz ingresó 4.592 millones en los nueve primeros meses del año, un 6,1% menos, debido “en gran medida a la contracción que aún se produce en la demanda del ciclo de construcción en España”. Los ingresos en servicios medioambientales aumentaron un 2,3%, hasta los 2.072,8 millones; en construcción FCC facturó 1.447,9 millones, un 20,4% menos que en el mismo periodo de 2013.

En España el grupo facturó 2.617,8 millones, un 7,8% menos); en Reino Unido ingresó 659 millones (un 11,9% más).

Un habitual de los tres primeros puestos de la lista Forbes

De producirse la entrada de Carlos Slim en el capital de FCC, el grupo español tendría como accionistas relevantes a las dos mayores fortunas del mundo, la del fundador de Microsoft, Bill Gates, y la del empresario mexicano. A Slim se le calcula una fortuna cercana a los 80.000 millones de dólares, y año tras año puja con Gates o Warren Buffet por los primeros puestos de la lista Forbes de los más ricos.

En España Slim adquirió 439 sucursales de CaixaBank por 428,2 millones a finales de 2012; en 2008 el banco español compró el 20% de Inbursa, holding financiero del empresario mexicano. De acuerdo a los registros de la CNMV, en la actualidad Carlos Slim posee el 0,2% de CaixaBank. A través de Inmobiliaria Carso, la misma sociedad mediante la que Slim entraría en el capital de FCC, el multimillonario mexicano inyectó, a finales de 2012, tres millones de euros en el Real Oviedo y se convirtió en el primer accionista del equipo de fútbol.

Slim controla el capital del gigante de la telefonía móvil America Movil y el del Grupo Carso, uno de los mayores conglomerados industriales de Latinoamérica.

Alibaba, Yahoo, Apple... y segundo accionista de la socimi Hispania

El mismo día que FCC hizo públicas las negociaciones con George Soros, el pasado 14 de noviembre, trascendió que el inversor estadounidense había adquirido acciones del portal chino de internet Alibaba por valor de 487 millones de dólares, y títulos de Yahoo por 257,8 millones de dólares. El hedge fund de Soros es uno de los mayores del mundo con activos bajo gestión valorados en 28.000 millones de dólares. De acuerdo a datos publicados en el Nasdaq, la participación en Alibaba es la mayor inversión en una cotizada con la que ahora cuenta el fondo de Soros. De haber entrado en FCC, con una inyección de capital estimada entre los 600 y 700 millones de euros, habría sido esta su mayor inversión. La petrolera YPF es la segunda mayor inversión actual del hedge fund de Soros.

La sociedad de inversión de Soros está presente en el mercado inmobiliario español, siendo el segundo mayor accionista de la socimi Hispania, con el 16,7%, gestionada por la firma española Azora. Hispania comunicó el viernes su intención de lanzar una opa por la inmobiliaria Realia, controlada por FCC y Bankia.