Baja el IVA de las flores

El IVA de este tipo de producto pasa a ser del 10%

Baja el IVA de las flores

Los autónomos y comerciantes relacionados con el mundo de las flores están de enhorabuena porque el Gobierno reduce el tipo impositivo del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) tanto de estos productos como de las plantas ornamentales, que volverán a tributar al tipo reducido del 10%.

Desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente valoran de manera positiva esta rebaja en el IVA, que ayudará a incrementar el consumo y a eliminar la desventaja en términos competitivos frente a otros países de la Unión Europea, donde las plantas y flores tributan a tipos reducidos.

El Congreso de los Diputados ha sacado adelante el Proyecto Ley que establece que estos productos vuelvan a tributar al 10%. Para ello ha sido necesario modificar el Real Decreto que elevaba los tipos impositivos general del 18% al 21% y reducido del 8% al 10%. Esta norma afectaba en gran medida al tipo aplicable a las entregas de ciertos bienes y prestaciones de servicios, entre los que se encontraban las flores y plantas vivas de carácter ornamental.

En los últimos tiempos había caído en picado la demanda, por lo que será una buena noticia para el sector, que ve con buenos ojos el descenso del IVA. En su momento, el incremento de este impuesto tuvo efectos negativos sobre el tejido productivo y el empleo en las explotaciones agrarias, motivos más que de sobra para que los responsables de la cartera de Medio Ambiente trasladasen al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas la necesidad de implantar el 10% en el IVA de estos productos.

El sector de las plantas y flores ornamentales factura cada año en España entre 800 y 1.000 millones de euros, concentrándose en el 90% de las explotaciones en las comunidades de Galicia, Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana y Murcia. Sin lugar a dudas se trata de un área con muchas posibilidades a la hora de internacionalizarse, tal y como lo demuestran las exportaciones, que durante los nueve primeros meses del año ascendieron a 236 millones, frente a los 137 millones que supusieron las importaciones durante el mismo periodo de tiempo. El sector espera ahora remontar el vuelo.