Urbas, Quabit y Natraceutical se sitúan a la cola del continuo

Qué se puede comprar en Bolsa con 1 euro

Imagen de la Bolsa de Madrid
Imagen de la Bolsa de Madrid

El anuncio de opa lanzado por la socimi Hispania para hacerse con el capital de Realia desató una oleada de ventas en el parqué. En apenas dos días la inmobiliaria se ha dejado un 35% después de que Hispania ofreciera un precio de compra de 0,49 euros por título. Este desplome en la cotización lleva a las acciones de Realia a situarse por debajo del euro por acción. Sin embargo, no es la única cotizada que registra estos niveles. En total a cierre del lunes, 25 compañías cotizaban por debajo del euro por acción (Urbas, Quabit, Natraceutica, Prisa, Tavex, GAM, Reno, Codere, Inypsa, Telefon. D14, Deoleo, Fersa, Ercros, Uralita, Biosearch, Inmobiliaria Colonial, Liberbank, Amper, Dogi, Ezentis, San José, Solaria, Realia, Renta Corporación y Natra) y otras 11 por debajo de los dos euros (Montebalito, Nicol. Correa, Tecnocom, Bankia, Vocento, Ence, GE. Inversión, eDreams, Faes, Enel GP y Azkoyen).

Por sectores, el inmobiliario, el farmacéutico, el químico e infreaestructuras son los más afectados.

Inmobiliario:

Este sector, que en los años del boom del ladrillo creció con fuerza, se enfrenta ahora a una situación crítica en la que el desapalancamiento y la reducción del tamaño son las principales estrategias a seguir por las compañías que sobreviven al estallido de la burbuja inmobiliaria. Junto a Realia existen otras cuatro cotizadas cuyas acciones valen menos de un euro: Urbas, Quabit, Colonial y Renta Corporación.

En concreto los títulos de Urbas y Quabit cotizan a precio de saldo: 0,019 euros y 0,076 euros por acción. La compañía presidida por Ibáñez anunció en julio de este año la compra de Alza Residencial y Aldira Inversiones a través de dos ampliaciones de capital por importe de 280 millones y 40 millones, respectivamente. Estas operaciones permiten a Urbas elevar sus recursos a propios a los 350 millones de euros.

Por su parte Quabit planea lanzar una socimi (Bulwin Investments) con el objetivo de disponer de una cartera activos inmobiliarios de calidad y diversificada tanto por tipos de edificios como geográficamente. Según el calendario anunciado por la compañía su salida a Bolsa estaba prevista para el mes de noviembre a través de una oferta de suscripción de acciones (OPS) de en entre 400 y 500 millones de euros.

Colonial, que a finales de 2007 contaba una deuda de 9.000 millones de euros frente a los 940 millones actuales, consiguió decir adiós a los números rojos en el primer semestre. La inmobiliaria de la que el Grupo Villar Mir es el primer accionista registró un beneficio neto de 559 millones gracias al impacto de la desconsolidación de Asentia. Sus acciones se sitúan a día de hoy en los 0,57 euros.

El otro representante de este sector cuyos títulos valen menos de un euro es Renta Corporación (0,9 euros). A ella se une Montebalito (1,11 euros).

Orto valor que está a menos de un euro es la constructora e inmobiliaria Grupo San José  (0,75 euros por acción). El grupo se encuentra desde hace meses en negociaciones con sus acreedores para reestructurar la deuda financiera. En el último hecho relevante envidado a la CNMV la compañía señalaba que “una mayoría de las entidades financieras acreedoras, que representan en conjunto un porcentaje superior al 75% pasivo financiero correspondiente al contrato de financiación sindicada firmado el 21 de abril de 2009” habían manifestado su predisposición a formalizar los acuerdos pertinentes para la reestructuración de la deuda. Al igual que en el caso anterior, las ventas siguen dominando el recorrido en Bolsa de la compañía. En los últimos 11 meses la cotizada se deja un 39%.

Asimismo, la empresa de telecomunicacione Ezentis está a 0,68 euros. La semana pasada el Ezentis firmó un acuerdo con el Banco Santander para reestructurar su deuda que a cierre de septiembre ascendía a 17,3 millones de euros. El acuerdo incluye una reducción del 39% del total de la deuda con entidades financieras en España. A pesar de esto, los descensos acompañan a lo cotizada en Bolsa que en los que va de ejercicio se deja en Bolsa cerca de un 56%.

En el sector de las farmacéuticas hay también un puñado de valores a menos de un euro.

Natraceutical se sitúa a la cola de las compañías del mercado continuo. Sus acciones cotizan a 0,185 euros por título. La farmacéutica aprobó a finales de octubre la fusión con Reig Jofré dando lugar al quinto laboratorio español en el mercado de valores por detrás de Grifols, Almirall, Rovi y Faes Farma. Esta última forma parte de las 11 compañías que cotizan por debajo de los dos euros. En concreto sus títulos cerraron el lunes en los 1,865 euros. Natra, matriz de Natraceutical, también está a menos de un euro (0,9).

Además de estos sectores algunas compañías que en los últimos tiempos han centrado la atención de los inversores cotizan a menos de un euro por acción. Algunos de los ejemplos más representativos son:

GAM

La multinacional especializada en servicios de alquiler, mantenimiento y venta de maquinaria ha sido la primera compañía rescatada por el proyecto Fénix, el conocido como banco malo para ayudar a las empresas altamente endeudadas. Según el acuerdo alcanzado con Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Popular, Sabadell, Kutxabank, Liberbank y Abanca la banca se quedará con el 77% de la compañía. La propuesta de recapitalización y reestructuración prevé rebajar la deuda desde los 283 millones a cierre del primer semestre a 125 millones. Los títulos de la compañía acumulan una caída del 63% hasta los 0,29 euros por título.

Codere

Después de meses de negociaciones con los bonistas y de 14 acuerdos de no exigibilidad con sus acreedores (standstill), la empresa llegó a un pacto para la reestructuración de su deuda. Una vez finalizado el proceso de reestructuración Codere lanzará una oferta de exclusión que deberá ser aprobada por la CNMV.

Desde que surgieran los primeros rumores de impago, en mayo de 2013, las acciones del grupo de juego comenzaron su particular calvario. En lo que va de 2014 los títulos de la compañía se dejan 53% hasta los 0,31 euros por título aunque la caída es mayor si se remonta al 20 de mayo de 2013 (-80), día en que Moody´s rebajó su calificación a Caa3 tras señalar que la empresa podría caer en impago al no lograr refinanciar una línea de crédito de 60 millones que mantenía con BBVA, Credit Suisse y Barclays y que posteriormente que fue adquirida por los fondos GSO y Canyon.

Deoleo

A lo largo de este 2014 la empresa dedicada a la comercialización del aceite de oliva se ha situado en el punto de mira de los inversores. La sociedad de capital riesgo, CVC se hizo con el control de la aceitera (dispone del 29,9% del capital de Deoleo) tras lanzar una opa de 0,38 euros por acción el pasado mes de julio. Aunque el precio ofrecido por CVC fue el más elevado de las propuestas presentadas, la CNMV todavía no ha dado el visto bueno para que se haga efectiva la opa por la totalidad del grupo aceitero. Los títulos de Deoleo se sitúan a día en la actualidad en los 0,37 euros por acción.

Liberbank

Liberbank fue la única entidad española que no pasó los test de estrés. La entidad producto de la fusión de Cajastur, Caja Extremadura, Caja Cantabria y Caja Castilla La Mancha, CCM contaba con un ratio de capital del 7,82% a cierre de 2013 frente al 8% que exigía el BCE y la Autoridad Bancaria Europea. No obstante, el déficit de 32 millones de euros ya se habría cubierto con la ampliación de capital realizada en mayo.

Las acciones de la compañía se sitúan en el nivel de los 0,63 euros por título y en los últimos 11 meses acumulan un retroceso del 11,8%.

Amper

La empresa dispone hasta el 30 de noviembre para alcanzar un acuerdo “de reestructuración de la deuda del grupo en España y tomar cuantos acuerdos y medidas sean necesarias para ejecutar la recapitalización de Amper y refinanciación del grupo en España”, según la información remitida a la CNMV. Dentro del proceso de reestructuración financiera la empresa ha comunicado al regulador que ha recibido dos ofertas no vinculantes presentadas por Springwater Capital y Sherpa Capital. Las dudas sobre el futuro de la compañía han caer más de un 42% en lo que va de año hasta los 0,63 euro por acción.