Un resurgir de los indignados del 2011

'The Economist' tacha de débil el programa de Podemos

El líder de Podemos, Pablo Iglesias.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias. EFE

El ascenso de Podemos no deja indiferente a nadie. El último en analizar la nueva formación política es el semanario británico The Economist. La revista ha calificado de "notoriamente débil" su programa y considera que convertir el apoyo que le auguran las encuestas "en votos reales puede resultarles difícil". Bajo el titular 'Un sombrero de tres picos', el artículo describe cómo quedaría la escena política española si Podemos se convirtiera en el tercer partido del país detrás del PP y el PSOE.

Podemos queda retratada como una fuerza que debe su éxito a la habilidad de sus promotores con los recursos que proporcionan las redes sociales, al desempleo estructural, el rescate bancario y los casos de corrupción. En su opinión se trata de un resurgimiento de los indignados de 2011.

Asimismo, el texto señala que algunos de los líderes de Podemos vienen de formaciones como Izquierda Anticapitalista y Juventud sin Futuro y han trabajado con la izquierda bolivariana de Venezuela.

En el artículo de The Economist apunta que el partido a cuyo frente se sitúa Pablo Iglesias quiere reformar la Constitución, librarse de la 'casta', reestructurar la deuda pública, reducir el horario laboral y subir los impuestos siguiendo las ideas de algunos economistas como Paul Krugman y Joseph Stiglitz.

Nuevo escenario político

El nuevo escenario político surgido con la escalada de Podemos deja a una Izquierda Unida que sigue de cerca el éxito del partido de Pablo Iglesias. El PSOE de Pedro Sánchez se verá obligado a decidir entre aliarse con Podemos y crear un "gran coalición" con el PP. Por su parte, el partido del Gobierno vería a Podemos como "un partido radical que debilita a su principal rival, el socialista", pero "teme que pueda ahuyentar a los inversores".