El Gobierno aprueba el proyecto de ley de patentes

Laa vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria
Laa vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria

El Gobierno ha aprobado el proyecto de ley de patentes con el objetivo de garantizar la calidad y seriedad de las patentes españolas, así como actualizar la normativa actual, vigente desde 1986.

En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha explicado que el proyecto de ley tiene el objetivo de “establecer un nuevo régimen de la propiedad industrial en España”, sobre la base de las patentes y modelos de utilidad.

“Lo importante no es tanto que se patente al máximo, sino que aquello que se patente sea serio y sea bueno”, ha subrayado Soria.

La nueva normativa  supone pasar de patentes “débiles”, que generan "a menudo burbujas tecnológicas, alta litigiosidad y monopolios injustificados", a patentes “fuertes”, señala el Ministerio de Industria, "comparables a las de los Sistemas Internacionales y países industrializados". También se simplifica el procedimiento y evita tanto las patentes curriculares -solicitadas por las universidades pero que no son explotables comercialmente- y las burbujas tecnológicas -por parte de empresas que no tienen actividad inventiva real-.

Es decir, “evita las patentes injustificadas”, ya que todas las nuevas solicitudes tendrán que demostrar el objeto que “es nuevo y que incorpora una actividad inventiva” a través de un examen previo.

Además, la normativa garantiza la unidad de mercado, ya que todas las solicitudes se articularán a través de la Oficina de Patentes y Marcas, al tiempo que ofrece una bonificación del 50 % para emprendedores y Universidades, que podrán llegar a ser del 100 % si una vez otorgadas se demuestra que tienen aplicación comercial.

Este proyecto de ley, ha explicado Soria, sigue al anteproyecto de ley presentado en abril y cuenta ya con el visto bueno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Consejo de Estado.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha subrayado que esta normativa pretende adaptar el marco legal español en la materia “a los cambios que se han producido en España y en el mundo” desde 1986.

Arizamendi presidirá el consejo de Transparencia

Ester Arizmendi presidirá el Consejo de la Transparencia que el Gobierno pondrá en marcha antes del 10 de diciembre con el objetivo de hacer efectiva la Ley de Transparencia que entrará en vigor en esa fecha.

Así lo confirmó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, después de haber avanzado este miércoles en el Congreso de los Diputados que el portal de la transparencia, una de sus principales novedades, está “muy avanzado” y se están volcando ya “todas las informaciones” para poder estar listo el 10 de diciembre. “Lleva décadas trabajando por y para la Administración”, aseguró la ‘número dos’ del Ejecutivo tras repasar su currículo y poner el acento en que el primer “requisito” para poder presidir el Consejo de la Transparencia era “conocerla”.

Sáenz de Santamaría aseguró que Arizmendi, licenciada en Derecho, “es una muy buena propuesta”. “Hemos elegido lo mejor que tenemos”, recalcó para emplazar a su comparecencia en comisión en el Congreso de los Diputados.

Además de una presidenta a tiempo completo y retribuida para el cargo, también integrará el Consejo un diputado y un senador que se encargarán de vigilar la puesta en marcha de la Ley de Transparencia.