Prevé triplicar su facturación con compras

Dekra reclama entrar en el mercado de las ITV en España

Yvonne Rauh, directora general en España de la multinacional Dekra.
Yvonne Rauh, directora general en España de la multinacional Dekra.

La compañía alemana Dekra, proveedor de servicios de gestión de vehículos usados, certificación e inspección industrial, enfila su desarrollo en España para alcanzar su objetivo de triplicar su facturación en cinco años en el país. Pretende pasar de unos ingresos actuales de 20 millones de euros a alrededor de 60 millones en 2020 a través de su labor en los sectores de la automoción, de certificación y consultoría y de gestión de personal.
Dekra no es una marca relevante en España a pesar de tener ya siete filiales del sector industrial y automoción en operación en todo el territorio nacional y dos empresas de trabajo temporal. La empresa está presente además en 50 países y está considerado “el quinto mejor operador internacional en el ámbito del control e inspección de materiales”, según datos de la compañía.
Durante 2015, la estrategia de Dekra supone unificar todas las compañías bajo la misma enseña y potenciar al grupo. “Estamos creando una base unificada que nos aporte mejor imagen y mejor organización. Queremos juntar todo el potencial que tenemos para darnos a conocer en el mercado”, explica a Cinco Días Yvonne Rauh, directora general de la compañía en España.
Sin embargo, Rauh reconoce que el crecimiento que han diseñado para la filial española es “muy rápido” y que “difícilmente se va a conseguir sólo con nuestro trabajo interno, con un desarrollo orgánico”. Por eso, la directora general regional asume que Dekra “está preparada y buscando crecer con compras. Queremos hacer inversiones en los distintos sectores en los que tenemos actividad para posicionarnos entre los siete grupos más potentes de todas estas áreas de actividad”, explica Rauh.
Bloqueo en el sector de ITV
El mayor escollo para su desarrollo a futuro en España se lo ha encontrado Dekra en el sector de las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV). Las inspecciones de vehículos en España están fuertemente reguladas y su instalación no está liberalizada. Sólo se otorga su gestión mediante concesión o autorización de cada comunidad autónoma.
“Somos la empresa más grande en servicios de inspección de vehículos del mundo y no podemos operar ITV en España por un bloqueo legal. Es incomprensible”, se duele Rauh. “Es un mercado parcialmente controlado por la legislación”, detalla y estas barreras, que se imponen para controlar la calidad y la veracidad de las inspecciones, “colateralmente están dejando fuera a operadores fuertes y profesionales como nosotros”, denuncia la directora.
Yvonne Rauh cuenta que Dekra tiene preparadas para entrar en operación cuatro ITV en Madrid, paradas a la espera del permiso necesario de las autoridades. “Una infraestructura de este tipo cuesta unos 2,5 millones de euros de media”, detalla. Sin embargo, la directora general remarca que la empresa no va “a hacer ningún esfuerzo más hasta que este sector no se liberalice”. Rauh confía en las comunidades autónomas “favorables a la liberalización” y a que la norma cambie. “Entonces, haremos ofertas”, dice.