Las casas de subastas y las galerías aumentan sus ventas un 3%

Los cinco artistas más cotizados del arte español

En 2013 se vendieron en España un total de 325.875 piezas

El tipo de IVA que se aplica es confuso

Obra de Picasso, 'Femme Assise Près d'une Fenêtre', subastada por 33,7 millones de euros.
Obra de Picasso, 'Femme Assise Près d'une Fenêtre', subastada por 33,7 millones de euros.

 Aunque no cuenta con los apoyos institucionales que debería y no se estimula el coleccionismo, según reclaman los expertos, el mercado español del arte crece. En 2013 se registraron unas ventas en galerías y casas de subastas de 336 millones de euros, un 3% más que el año anterior. Se trata del tercer ejercicio consecutivo con un crecimiento débil, y alcanza sus niveles máximos desde el inicio de la crisis en 2008. En los últimos diez años el mercado del arte en España experimentó un crecimiento de tan solo el 68%, un porcentaje discreto si se compara con el 155% de incremento registrado a escala mundial.

Todos estos datos se encuentran en el informe El mercado español del arte en 2014, presentado ayer por la Fundación Arte y Mecenazgo, impulsada por La Caixa. Según el presidente de la citada fundación, Leopoldo Rodés, la recuperación de este sector es lenta y frágil, frente a la “severa contracción” que había sufrido el mercado desde 2007, cuando se superaron los 480 millones de euros. El aumento de ventas se debió fundamentalmente al leve incremento del número de obras de mayor valor vendidas en 2013, un total de 325.875 piezas, en un mercado que engloba a las casas de subastas como a las galerías. El núcleo fuerte, compuesto por 50 casas de subastas y 650 galerías destacadas, vendió unas 85.680 obras, un 0,7% más que en el año anterior.

El porcentaje fue calificado de “entusiasmo templado”, ya que la gente no considera que el “mercado del arte sea cultura sino objetos de lujo”, aseguró la fundadora de la firma británica Arts Economics, especializada en investigación y consultoría de economía del arte y autora del citado informe, Clare McAndrew.

Los cinco artistas más vendidos el año pasado en España fueron Pablo Picasso, Joan Miró, Juan Gris, Dalí y Eduardo Chillida. Entre los 20 primeros tan solo figuran dos artistas vivos: Manolo Valdés y Miquel Barceló. Por ejemplo, una obra de Picasso, Femme Assise Près d'une Fenêtre, alcanzó los 33,7 millones de euros en una subasta en Londres. Le sigue en ranking de los precios más elevados alcanzados por artistas españoles en subastas internacionales: Joan Miró, con la obra Femme rêvant de l'évasion, que alcanzó también en una puja en Londres la cifra de 9,9 millones de euros. Hasta 6,8 millones consiguió en Nueva York el cuadro Guitare sur une Table, de Juan Gris. En Londres, la obra de Dalí, La Musique or l'orchestre Rouge or les Sept Arts se despachó por 5,9 millones de euros. En la misma ciudad, una escultura de Eduardo Chillida, Buscando la luz IV, se vendió por 4,7 millones de euros.

Sin embargo, las ventas en España de estos artistas representan un porcentaje muy inferior al del mercado internacional. Por ejemplo, las obras de Tàpies representaron en España un 7% de las ventas globales del artista. En 2013, España fue el sexto mercado europeo de arte, con una cuota del 2%de las ventas y el noveno del mundo, en cuanto a subastas de bellas artes.

El precio medio de los lotes vendidos en pujas el año pasado en España no superó los 50.000 euros. Del mismo modo, el precio del 95% de las obras vendidas por galeristas fue inferior a 50.000 euros. La obra más cara vendida en subasta en España el año pasado fue una pintura de Juan van der Hamen y León, que alcanzó un precio de 415.279 euros.

En cuanto a las importaciones de arte y antigüedades, cayeron un 29% en 2013, hasta situarse en los 40,3 millones de euros, lo que supuso el nivel más bajo registrado en los últimos diez años. Son varias las razones que, según el informe, pueden explicar el constante declive de la importación, pero todo apunta al elevado tipo de IVA que se aplica (el 21%, aunque desde comienzos de 2014, algunas operaciones vuelven a tributar al tipo reducido del 10%, un impuesto que la autora del informe califica de “confuso”), combinado con la reducción de la demanda de arte internacional generada por la crisis económica.

Los precios medios del arte en España, unos 3.000 euros por pieza, se sitúan por debajo de la media europea, especialmente en los sectores modernos, donde los precios globales son siete veces más elevados en mercados como Nueva York o Londres.

El año pasado, el mercado del arte contrató directamente a 10.100 personas, además de las 41.650 personas que trabajan en ferias y muesos de arte.