Por un importe de más de 171 millones

El Gobierno convoca un megaconcurso para gestionar sus viajes

El Gobierno convoca un megaconcurso para gestionar sus viajes

El Gobierno ha sacado a concurso el anunciado megacontrato único para la centralización de los servicios de agencias de viajes por un importe de más de 171 millones de euros, con un plazo de ejecución de dos años, según publica el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La licitación, lanzada por la Dirección General de Racionalización y Centralización de la Contratación, organismo dependiente del Ministerio de Hacienda, se dividirá en cuatro lotes y la fecha límite para presentar las ofertas finalizará el próximo 2 diciembre.

El Ejecutivo anunció en mayo su intención de centralizar en un solo contrato los más de 25 contratos de servicios de agencias de viajes correspondientes a toda la Administración General del Estado (AGE) de cara a 2015.

Esta centralización supone unificar la contratación de unos servicios que mueven más de 60 millones de euros anuales, una medida que entrará en vigor de forma paulatina el 1 de enero de 2015, a medida que vayan finalizando los actuales contratos de los Ministerios y organismos públicos.

El objeto del concurso es la prestación del servicio de agencia de viajes para la gestión de los desplazamientos y estancias de las personas que viajen con cargo a la AGE, desde la gestión de la reserva, emisión, modificación, anulación y entrega de los billetes (transporte aéreo, terrestre y marítimo), bonos de alojamiento y alquiler de vehículos.

CENTRO DE GESTIÓN CENTRALIZADA.

Dicho servicio se prestará desde un único Centro de Gestión Centralizada en instalaciones de la empresa adjudicataria, así como desde aquellas que por sus necesidades no puedan ser cubiertas con dicho centro, que se llamarán oficinas de viajes. La AGE habilitará a la empresa adjudicataria unas dependencias adecuadas para poder prestar el servicio de las oficinas de viajes.

Según figura en los pliegos del concurso, la empresa adjudicataria reservará, tramitará y confirmará las plazas hoteleras y entregará los correspondientes bonos de alojamiento o el equivalente que precise la AGE, tanto en el ámbito nacional como internacional, dentro de los precios máximos permitidos.

No están incluidos la gestión de los viajes en taxi o los billetes de trasporte urbano, si bien pueden solicitarse a través de él, si la AGE lo considera conveniente, los billetes en otros modos de transporte como el helicóptero o ferry.

Asimismo, se podrá solicitar a la adjudicataria sin coste la realización de gestión para la obtención de visados cuando resulten necesarios para un viaje.

Cuatro lotes

El primer lote incluye dichos servicios en el Ministerio del Interior y Ministerio de Denfesa y el segundo lote abarca el Ministerio de Economía y Competitividad, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

El tercer lote contempla estos servicios en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, el Ministerio de la Presidencia y Presidencia del Gobierno, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y Ministerio de Justicia.

Finalmente, el cuatro lote incluye los servicios de agencias de viajes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el Ministerio de Fomento y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Los servicios de agencias de viajes incluyen la gestión completa de billetes de transporte, bonos de alojamiento y otros servicios complementarios, correspondientes a toda la Administración General del Estado (AGE), sus organismos autónomos, entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y demás entidades públicas estatales.

La fecha de finalización de este contrato centralizado será el 31 de diciembre de 2016, con posibilidad de prórroga por un año más, según informó entonces el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que lidera Cristóbal Montoro.

Recelo del sector

La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) mostró entonces su rechazo a la centralización en un 'megacontrato' --frente a los 25 actuales actualmente--, al entender que esta medida limitará y perjudicará la participación de las pymes, un sector en el que más del 80% del sector, lo constituyen pequeñas y medianas empresas.

No obstante, fuentes del departamento que dirige Cristóbal Montoro ya avanzaron entonces que estaba previsto que dicho contrato se dividiera en varios lotes para dar así participación precisamente a las pymes.