Bankia le concede un préstamo de seis millones para acometer el proyecto

La española GTA llevará sus simuladores de vuelo a Indonesia

Simulador de vuelo de GTA para el avión Airbus 320.
Simulador de vuelo de GTA para el avión Airbus 320.

La empresa española Global Training Aviation (GTA), dedicada a la formación de pilotos a través de sus simuladores de vuelo, quiere convertir Yakarta (la capital de Indonesia) en una escuela de pilotos, igual que ya ha hecho con Madrid, donde la compañía cuenta con dos simuladores construidos por Indra para dar la instrucción, uno para el avión Airbus 320 (que está situado en las instalaciones de la propia Indra en San Fernando de Henares), y otro para el avión ATR 72 500 (para cubrir rutas regionales), que está ubicado en las instalaciones que Senasa (empresa dependiente del Ministerio de Fomento) tiene junto al aeropuerto de Barajas.

Para acometer esta expansión internacional, GTA ha recibido un préstamo de Bankia de seis millones de euros. La compañía destinará ese dinero a la construcción e instalación de un simulador en el país asiático, pues como explican Fernando Gómez y Manuel Santos, presidente y consejero delegado de la empresa, la región Asia-Pacífico es una de las de mayor crecimiento en el sector aéreo a nivel mundial. La instalación de Yakarta será la primera de GTA fuera de España, aunque la compañía forma a alumnos de todo el mundo, bien a nivel particular o en compañías aéreas que por regulación internacional tienen que realizar entrenamiento inicial y periódico en el tipo de avión correspondiente.

Los directivos de GTA explican que están negociando con Indra para que también fabrique el simulador–para Indonesia, que también será para el avión Airbus 320. “Las conversaciones están muy avanzadas y estamos con los últimos flecos del acuerdo, pero aún no está 100% cerrado. Nuestra primera opción es Indra, pero hay otros fabricantes europeos que podrían hacerlo”, aclaran.

Acreditado por las autoridades

La compañía planea tener instalado el simulador en Yakarta para finales de 2015 o principios de 2016, porque la fabricación de una máquina de este tipo –que permite a los pilotos entrenarse y familiarizarse con cualquier escenario de operación real– lleva un periodo de 12 meses. Santos subraya que el simulador estará acreditado por las autoridades de aviación locales e internacionales, como la europea EASA o la americana FAA, pues solo los centros autorizados bajo normativa internacional pueden impartir esta formación a los pilotos.

La elección de Indonesia para poner su primer pie fuera de España no ha sido al azar. Según cuentan los responsables de GTA, es un país que por su configuración necesita del avión internamente para estar conectado, dado que está formado por muchas islas. “Está creciendo la clase media, han surgido muchas compañías aéreas de bajo coste y el negocio de la aviación está creciendo mucho. Quieren pasar de importar pilotos a importar formación de pilotos;de ahí, nuestro interés”, continúan.

GTA nació en 2002 y en 2013 facturó seis millones, con más del 30% de Ebitda. La empresa, que opera dos simuladores de helicópteros del Ejército español, ha dado formación a más de 4.000 pilotos y 10.000 horas al año de simulador. Hoy, cuenta con 25 empleados, aunque más de 100 instructores freelance están involucrados en su proyecto. Para impulsar su negocio, GTA ha firmado también un convenio con Bankia para facilitar a los pilotos la financiación de los cursos en el simulador, cuyo coste está entre 20.000 y 25.000 euros. Según los datos que maneja esta industria, actualmente hay unos 230.000 pilotos profesionales en el mundo y para 2030 harán falta 500.000 más. Así, que el potencial de la compañía española es grande, tal y como defienden sus directivos, que recuerdan que hoy hay unos 5.000 Airbus 320 volando y hasta 8.000 vendidos y que se han producido unos 1.150 ATR 72 500, los dos tipos de avión para los que tiene simuladores.

Estudia salir a Bolsa y entrar en los drones

El simulador del Airbus 320 de GTA por dentro.
El simulador del Airbus 320 de GTA por dentro.

Aunque la compañía va a arrancar su expansión internacional por Indonesia (donde se han hecho los mayores pedidos a Boeing y Airbus), cuenta con un plan estratégico a cinco años en el que contempla su desembarco en Latinoamérica, según señala su presidente, Fernando Gómez. “Queremos ampliar simuladores en España, consolidar Indonesia y entrar en América Latina”. Manuel Santos apunta también que la compañía baraja salir a Bolsa y que están mirando el MAB, “aunque ahora no parece buen momento”, dice refiriéndose a escándalos como el de Gowex, aunque no lo cita.

Los responsables de GTA señalan en que sus planes también está ampliar mucho su actividad en helicópteros, “un campo con gran recorrido en el ámbito civil y donde falta simuladores específicos”, y que evalúan su entrada en el negocio de los drones, muy de moda desde hace meses. “Nos interesa y lo estamos estudiando, pero aún debe fijarse la legislación. En cualquier caso, solo nos dedicaríamos a la parte profesional”, aclaran.