Alquileres vacacionales

El español es previsor, el 60% reserva

Contrata la vivienda de vacaciones con una anticipación de uno a seis meses

Apartamentos en Playa Calella (Palafrugell).
Apartamentos en Playa Calella (Palafrugell).

Si la improvisación es una de las características que en Europa sorprende de los españoles, no se cumple a la hora de contratar las vacaciones. Así, más de la mitad de las personas que van realizar un alquiler turístico lo contrata entre uno y seis meses antes de utilizarlo, según un informe realizado conjuntamente por HomeAway y la Universidad de Salamanca. Solo el 16% lo hace en un plazo inferior a los 15 días previos al disfrute de la vivienda

De entre las distintas alternativas disponibles, el apartamento, con un 51,5%, es claramente el más utilizado, seguido por la casa rural, con el 25%. Los que se declaran de clase social baja tienen un nivel de preferencia mayor por el apartamento y los de clase social alta por el chalé. En cuanto a las zonas geográficas, los más jóvenes se inclinan por las islas Canarias, donde el buen tiempo está garantizado, y los mayores, por Castilla y León y Asturias, con buena cocina y patrimonio cultural. Por nivel económico, los más adinerados prefieren descansar, como la familia real, en Baleares, mientras que los que cuidan el bolsillo se inclinan por las playas negras de Canarias o blancas de la Comunidad Valenciana.

La estancia media es una semana y el número de personas 4,58, principalmente familias (46,1%), parejas (27,0%) y amigos (25,0%). Cuanto mayor es la edad, mayor es el número de días de estancia y mayor es la proporción que representa la familia, y cuanto menor es la edad, más se viaja en pareja y con amigos.

El número de días de estancia y el tipo de vivienda influye en el precio. Los alojamientos más baratos son los bungalós (454,6 euros), seguidos por el turismo rural (459,5 euros) y el apartamento (520,4 euros), y, las más caras, los alquileres de villas (875 euros) y chalés (809 euros). El gasto medio por 7 días de alojamiento es 540 euros y por persona, 252 euros. Más alto cuando son personas alojadas en villas (389,5 euros) y más bajo en turismo rural (185) y bungalós (194).

Por internet elige un 23%

La búsqueda de información a través de webs especializadas es el principal canal de información (23,7%), seguido de la recomendación de una persona conocida (20,5%). De media, un demandante utiliza al menos dos fuentes de información antes de decidirse. Las agencias de viajes, las páginas web de las Administraciones y los canales online de experiencias también son valorados. Un 33% de los usuarios repite alojamiento.
El motivo principal para viajar y alquilar inmuebles varía según la edad; los más jóvenes están más motivados por la práctica deportiva, como el esquí. Pero las personas de mayor edad buscan naturaleza y patrimonio artístico. Los que disponen de estudios superiores presentan una mayor disposición al turismo cultural.