Seguros de viaje

Despreocupados pero protegidos

Coberturas para evitar incidencias que nos arruinen las vacaciones y el bolsillo

Despreocupados pero protegidos
Thinkstock

No todos los problemas que surgen en un viaje son previsibles. Equipajes extraviados, overbooking o retrasos en la salida de los vuelos, con la consiguiente pérdida de conexiones en otros aeropuertos, son inconvenientes y quejas habituales de los viajeros.

Pero estas no son las incidencias más graves, hay otras que pueden convertir las ansiadas vacaciones en una auténtica pesadilla (robo, accidentes, enfermedad, fallecimiento de un familiar…). Sin duda, contratar un seguro puede evitar muchos disgustos y, en algunos casos, un desembolso apreciable a la hora de afrontar esas situaciones no previstas.

Un estudio realizado por ERV Europea Seguros de Viaje refleja que el motivo más habitual por el que los viajeros contactaron con la compañía fue para hacer uso de su cobertura de asistencia sanitaria.

Concretamente, un 44% del total de siniestros se debió a problemas médicos y accidentes que requieren de una consulta, hospitalización o intervención, y la mayor parte se produjeron en el extranjero. Y es que según constata también el RACC, el 77% de las pólizas gestionadas en sus oficinas es para viajes internacionales, el 23% restante, para destinos nacionales.

La asistencia sanitaria es la póliza más solicitada por el viajero, sobre todo para salidas al extranjero

La oferta para cubrir posibles contingencias es muy amplia y las compañías se reinventan adaptándose a las necesidades del cliente y al tipo de desplazamiento.

Por ejemplo, ERV, ha lanzado ERV Excursiones y ERV Jóvenes, disponibles para su compra online de manera rápida y sencilla. Además, el viajero recibe recomendación sobre el seguro más idóneo en función de los datos que aporte.

Select, enfocado a viajes vacacionales, y Business, para desplazamientos corporativos y de negocios, son otros dos productos específicos lanzados por esta aseguradora especializada en viajes.

El cambio que ha introducido internet en los hábitos de los turistas, cada vez más informados y exigentes, también ha llegado al seguro, resalta Mónica Sañé, directora de marketing socios del RACC.

“Los seguros para viajes en grupo son una opción cada vez más demandada, ya que estas salidas tienen la particularidad de requerir mayor planificación y organización y el apoyo de un buen producto en caso de necesidad”, afirma.

Sané considera que, a pesar de la crisis, quienes priorizan ante todo la seguridad de viajar tranquilos y confiados continúan contratando un seguro. “Al fin y al cabo, no representa un importe muy elevado en el cómputo global”, precisa. La cobertura básica se mueve entre los 30 y 45 euros semanales.

Otra compañía, InterMundial, atenta a las nuevas tendencias, ha observado que en los últimos años, los españoles realizan viajes más cortos, por eso ha diseñado el seguro Escapadas para salidas de fin de semana y puentes, o Cruceros Basic para travesías de corta duración. Además, para aquéllos que hacen varios viajes cortos a lo largo del año, ha lanzado el seguro anual Multitravel.

Un 35% de las reclamaciones recibidas están relacionadas con imprevistos o problemas de última hora que impiden realizar los desplazamientos, según reflejan los datos analizados en el informe de ERV. Otros motivos habituales suelen ser cambios en las vacaciones, fallecimiento de un familiar, incorporación a un nuevo puesto de trabajo o accidente de los asegurados. 

Además, de los seguros específicos, los productos de salud de las aseguradoras suelen cubrir la asistencia en viaje, como por ejemplo Aegon, que tiene una cobertura de 15.000 euros.

Las cifras

44% de las incidencias que sufren los viajeros se deben a problemas de salud y accidentes durante las vacaciones.

77% de los seguros contratados son para estancias internacionales. Las coberturas suelen ser más amplias cuando se sale de Europa.

35% de las reclamaciones tienen relación con imprevistos o problemas de última hora que impiden realizar el desplazamiento.

Por si la ayuda del santo no es suficiente...

La tarjeta  está a disposición de los peregrinos de todas las nacionalidades.
La tarjeta está a disposición de los peregrinos de todas las nacionalidades.

Una tarjeta personal e intransferible que incorpora un seguro de accidentes y de asistencia sanitaria en viaje. Es la cobertura prestada por Mutua Madrileña a los peregrinos de cualquier nacionalidad que realicen el Camino de Santiago. Tiene tres opciones en función de la duración: 7 días (10 euros), 15 días (15 euros) y 30 días (25 euros).

Los peregrinos pueden beneficiarse del seguro de asistencia sanitaria Camino Card, que incluye gastos médicos, farmacéuticos o de hospitalización de hasta 6.000 euros por asegurado. Con esta tarjeta el peregrino podrá disfrutar de descuentos de, al menos, un 10% en alojamientos, restaurantes, transporte, lavanderías, reparación de bicicletas, alquiler de caballos y burros, museos...

Se puede adquirir en puntos de venta autorizados, en las asociaciones de peregrinos o a través del móvil (www.caminodesantiagocard.com).