Nueva campaña del ahorro para la jubilación

CaixaBank quiere captar 200.000 cuentas de ahorro en dos meses

Sede de La Caixa.
Sede de La Caixa.

CaixaBank vuelve a sus orígenes. La entidad ha presentado su nuevo proyecto de fomento de los productos de ahorro para la jubilación, una iniciativa enraizada en el ADN de la Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona (caja de ahorros y pensiones). Uno de sus primeros retos dentro de la nueva estrategia es lograr la apertura de 200.000 nuevas cuentas de ahorro sistemático, en solo dos meses.

Este tipo de producto, que se comercializará con el nombre de cuentas Futuro, podrá tener el formato de un plan individual de ahorro sistemático (PIAS) o bien de un plan ahorro 5. Es la primera vez que una entidad financiera presenta una iniciativa comercial para dar cabida a la nueva tipología de producto financiero surgida durante la reforma fiscal. Los planes ahorro 5 tendrán una exención tributaria para sus rendimientos, siempre que se mantenga la inversión al menos cinco años. Tendrán un tope máximo de aportación de 5.000 euros anuales.

El director general de negocio de CaixaBank, Juan Antonio Alcaraz, explicó ayer que con esta producto que se quiere fomentar la cultura del ahorro. “Queremos que los clientes se acostumbren a ir metiendo 40 euros o 60 euros al mes, como una fórmula para concienciarse para lograr un patrimonio que complemente sus pensión pública de jubilación”.

Alcaraz adelantó que el tipo de interés que tendrán las cuentas Futuro irá variando en función del mercado. Inicialmente, ofrecerán una rentabilidad del 0,5% TAE y tendrán plena disponibilidad.
Estas cuentas de ahorro sistemático serán la cabeza de lanza de una potente campaña impulsada por CaixaBank para concienciar a sus clientes de la importancia de ahorrar de cara a la jubilación. El programa Caixafu[Tu]ro nace con la vocación de ayudar a los ahorradores a planificarse:conocer qué pensión pública tendrán, qué nivel de gastos afrontarán tras jubilarse, qué patrimonio deberían acumular para completar la pensión...
Entre las iniciativas enmarcadas dentro de este programa está la generalización de un simulador de pensiones, que tendrán disponibles las 5.500 oficinas de La Caixa, y que permitirá a los empleados del grupo ofrecer un asesoramiento más especializado en esta materia. También se han reforzado la formación de los trabajadores de la entidad. De hecho, 1.200 de ellos ya cuentan con una doble certificación como asesor financiero.
CaixaBank cuenta ya con tres millones de clientes que tienen algún producto de ahorro previsión en la antigua caja de ahorros. De ellos, más de un millón está jubilado y ya está cobrando rentas procedentes de su plan de pensiones, un tercio de este segmento en España.
El foco de la promoción de esta nueva estrategia corporativa y comercial se centrará en los clientes que tienen la nómina domiciliada en La Caixa, pero aún no tienen contratado ningún producto de cara a la jubilación. De acuerdo con las estimaciones de Alcaraz, puede haber un millón de clientes que se encuentra en esta situación.
“Todos los estudios que se han publicado recientemente nos indican que todas las familias tendrán que completar la pensión pública con un plan de pensiones privados, y nosotros queremos ayudarles en esta nueva necesidad de planificación financiera”, apuntó ayer el directivo.