El juzgado admite a trámite la querella

Nozar se querella contra los administradores concursales

Juan Carlos Nozaleda, en una vista por el concurso de Nozar.
Juan Carlos Nozaleda, en una vista por el concurso de Nozar.

El juzgado de instrucción número 46 de Madrid ha admitido a trámite y acordado la apertura de diligencias previas por la posible comisión del delito de administración desleal contra los administradores concursales de la inmobiliaria Nozar, la juez en excedencia Cristina Jiménez Savurido y Luis Aurelio Martín Bernardo.

La querella ha sido presentada por Luis y Juan Carlos Nozaleda, socios y administradores sociales de Nozar, y por la propia sociedad, y "considera que ambos profesionales han sobrepasado el nivel tolerable de discrepancias, para incurrir en actuaciones delictivas", según ha informado el grupo en un comunicado.

Nozar también ha solicitado al juzgado de lo Mercantil número dos de Madrid, a cargo del concurso de la empresa, para solicitar formalmente “la separación de estos dos profesionales que componen la administración concursal”, alegando la existencia de justa causa para ello, en virtud del artículo 37.1 de la Ley Concursal. Esta solicitud se fundamenta en la existencia de “hostilidad evidente” entre dichos profesionales y la sociedad deudora.

De acuerdo con el escrito, Nozar alega ante el juez que por parte de los administradores concursales "existe un intento reiterado de frustración del convenio de acreedores admitido a trámite por el Juzgado en junio de 2014, votado favorablemente en septiembre con el 73,7 por ciento del total de sus créditos, incluidos los de la Agencia Tributaria, que representan 477,1 millones de euros sobre un pasivo de 647,2 millones de euros". El mínimo exigido por la Ley Consursal para el convenio de acreedores es del 50 por ciento de la deuda.

Según el documento presentado al juzgado de lo mercantil, “los administradores concursales han realizado una serie de actuaciones que han tenido como objetivo primordial evitar la aprobación de un convenio de continuación de la sociedad; es decir, abocar a la misma a la liquidación y consiguiente desaparición”.

Según Nozar, los administradores concursales han intentado boicotear la ejecución futura del convenio firmado por el 73,7 por ciento del total de sus créditos a través de una serie de actos contra la masa activa concursal.

El 28 de julio de 2014, tras la admisión a trámite de la propuesta de convenio, los administradores concursales presentaron sendos escritos de desistimiento de acciones (anulación de pagos) frente a BBVA y Banco Popular, que inicialmente habían ejercitado los mismos administradores, lo que para Nozar supone que “la administración concursal ha realizado maliciosamente un acto que priva al convenio de una de sus fuentes principales de ingresos y, por tanto, contribuye grandemente a su posible frustración”.

El juzgado de instrucción de Madrid ha citado a los dos administradores concursales de Nozar a "ser oídos en calidad de imputados" el próximo 17 de diciembre. También se cita a declarar de forma testifical a Juan Carlos Nozaleda y Luis Nozaleda, el mismo día.