La Bolsa española, de las más generosas con los accionistas

Las cotizadas repartirán hasta 7.000 millones en dividendos antes de cerrar el año

Los dividendos que vienen.
Los dividendos que vienen.

En plena resaca por el superdividendo que Endesa ha repartido esta semana entre sus inversores y que ha supuesto el desembolso de más de 14.000 millones de euros, los accionistas de más de una docena de empresas cotizadas españolas se preparan para el pago del cupón antes de que termine el año. En total, estas empresas entregarán a sus accionistas alrededor de 7.000 millones de euros en dividendos.

BANKINTER

El primero en hacerlo ha sido hoy Bankinter. La entidad financiera que preside Pedro Guerrero ha hecho efectivo el pago del tercer dividendo a cuenta que supondrá un desembolso de 24 millones de euros (0,027 euros brutos por acción). El banco es uno de los pocos del sector financiero que ha mantenido su política de dividendos a lo largo de los años de crisis con cuatro pagos cada ejercicio y mayoritariamente en metálico, a diferencia del resto de entidades financieras. De hecho, según las previsiones de Factset facilitados por Link Securities, la entidad incrementará en un 185% el dividendo con cargo a los resultados de 2015 con respecto al repartido con cargo a las cuentas de 2013.

Hasta octubre, las empresas cotizadas han pagado una retribución total de 22.489 millones de euros, un 34% más que en el mismo período del año anterior, según datos del servicio de estudios de Bolsas y Mercados Españoles (BME). Sin embargo, casi la mitad de esta cifra no se ha satisfecho en efectivo sino en acciones a través de la fórmula del scrip dividend tan extendida entre las cotizadas españolas. En los primeros nueve meses del año, diez compañías han recurrido a esta fórmula de retribución a sus accionistas.

Hasta el 30 de septiembre, 85 empresas cotizadas españolas han entregado dividendo entre sus accionistas, entre ellas nueve que lo habían suspendido han vuelto a pagarlo. Por ello, la Bolsa española se mantiene en el top de los mercados con una rentabilidad por dividendo más elevadas de Europa, con un 4,8% a 30 de septiembre, según datos de Morgan Stanley.

“Es de esperar que con la mejora económica, los dividendos aumentarán en una Bolsa como la española que, incluso, en los peores tiempos económicos y bursátiles ha logrado mantener estoicamente una buena rentabilidad por dividendo, aunque en muchos casos a costa de la fórmula del scrip dividend”, explica David Galán, de Bolsa General.

Los expertos creen que el hecho de que una empresa sea generosa a la hora de retribuir al accionista es un buen síntoma de la confianza que la propia compañía tiene en sus posibilidades de generar beneficios futuros y por tanto resultará más atractiva como inversión a medio o largo plazo. Sin embargo, muchos inversores cortoplacistas pueden dejarse seducir por la suculenta retribución al accionista y pensar en hacer dinero rápido comprando días antes de que la compañía en cuestión premie al accionista para vender varias sesiones después. Pero nada más alejado de la realidad teniendo en cuenta que el importe del dividendo a pagar será descontado del precio de la acción inmediatamente.

Cada vez que una empresa paga un dividendo se produce una salida de dinero de la empresa, y en teoría se reduce el valor de la empresa en esa misma cantidad. En todo caso, para un inversor de largo plazo tiene muchas ventajas invertir en empresas que paguen dividendos crecientes de forma regular.

El sector energético, tradicionalmente ha sido uno de los más generosos a la hora de retribuir a sus accionistas y, a juicio de David Galán, de Bolsa General, lo seguirá siendo en los próximos meses “con valores como Enagás que ya ha anunciado que aumentará su dividendo para 2015”. El experto asegura que a este grupo se unirán Iberdrola, Repsol,Gas Natural o Red Eléctrica, que suelen estar en el top de los 10 valores por rentabilidad por dividendo del Ibex, junto a un clásico como BME que suele estar entre los primeros de la lista.

BME

El consejo de administración de BME aprobó el pasado jueves el pago de un nuevo dividendo, que como viene siendo tradicional, se repartirá a finales de diciembre, el día 23 y cuyo importe, según estimaciones de Bloomberg, será de 0,60 euros brutos por acción.
“Destacamos la elevada y sostenible rentabilidad por dividendo (6,5%, siendo factible un mantenimiento del pay-out superior al 90%, lo que supondría un dividendo con cargo a 2014 de 1,875 euros por título). No descartamos asimismo que en el futuro se retome el pago del dividendo extraordinario”, explica Renta 4.
inditex

El grupo textil será una de las cotizadas que retribuirá a los accionistas en los próximos días. El grupo textil hará efectivo el pago de 0,242 euros por acción, con los que habrá terminado de repartir 1.508 millones de euros a cuenta de los resultados del año pasado. El próximo lunes, Inditex entregará dividendos por partido doble. Por un lado, pagará un dividendo complementario de 0,142 euros y por otro, uno especial de 0,10 euros.
No obstante, aunque todavía no están confirmadas las fechas exactas de pago, están anunciados para la recta final de 2014 sendos dividendos de Iberdrola (0,125 euros), Mapfre (0,06 euros), Antena 3 (0,06) o Viscofán (0,42).

ABERTIS

En el caso de Abertis, sí que se conocen fecha e importe. Será el 4 de noviembre cuando los accionistas recibirán 0,33 euros por cada acción. “Esta es una de las compañías que acaba de anunciar que mejorará su política de retribución al accionista: incrementará su dividendo ordinario en un 5% anual hasta 2017;mantendrá la ampliación de capital liberada de una acción por cada 20 antiguas (lo que supone un crecimiento adicional del 5% del capital), y llevará a cabo un programa de recompra de acciones de hasta el 5% del capital. Todo ello, hace prever que el grupo reparta más de 2.000 millones de euros en dividendos ordinarios en los próximos tres años”, explica Victoria Torre, responsable de análisis y producto de Self Bank.

SANTANDER

Algunos de los que quedan por pagar este año serán a través de la ya clásica fórmula del dividendo elección popularizada en el mercado español, entre otros por el Banco Santander, que actualmente tiene en marcha un scrip dividend.
telefónica

Telefónica será el próximo en ponerlo en marcha tal y como decidió la comisión delegada del consejo de administración de Telefónica, en una reunión celebrada hace dos semanas. Aunque todavía no ha quedado fijado el calendario del scrip dividend, el pago de la parte en efectivo será en la primera quincena de noviembre, según previsiones de Bloomberg.
Con este movimiento, Telefónica inicia los trámites para el pago de su dividendo. La empresa decidió mantener para el ejercicio de 2014 la retribución de 0,75 euros por acción ya abonada en el año anterior. La compañía explicó que pagaría 0,35 euros por acción en el cuarto trimestre de 2014, bajo la modalidad de scrip dividend, y otros 0,40 euros por acción en efectivo en el segundo trimestre del 2015. La empresa precisó que en el dividendo de noviembre, los accionistas podrían elegir entre percibir la retribución en acciones o efectivo.

FERROVIAL

La constructora, que se apuntó a la moda del scrip dividend en julio, está a punto de comenzar con su segundo dividendo elección. Los accionistas que prefieran cobrar el dividendo, percibirán el efectivo el 21 de noviembre y el importe será de 0,381 euros.

“La mayoría de la banca seguirá, seguramente, con esta fórmula mixta en estos momentos de tanta exigencia en los ratios de solvencia”, explica Galán, de Bolsa General. “Caixabank y BBVA plantean volver al dividendo en metálico pero creo que la mayoría de valores, con Santander a la cabeza, seguirán un año más”, añade.

Victoria Torre, de Self Bank, recuerda a los accionistas que deciden quedarse con las acciones que los scrip dividend tienen un efecto dilutivo importante de cara al futuro.

MEDIASET

Al grupo de los que prefieren pagar el dividendo en efectivo se unen empresas como Mediaset. Según datos de Factset, la compañía pasaría de no pagar dividendo con cargo a los beneficios de 2013 a pagar 0,17 euros con cargo a los de 2014 y 0,35 euros con cargo a las cuentas de 2015. Atresmedia que sí retribuyó con cargo a 2013 pasará de pagar 11 céntimos con cargo a ese ejercicio, 31 céntimos con cargo a 2014 y 48 con cargo a 2015, según Factset.
gamesa

Gamesa es otra de las compañías que va a retribuir a sus accionistas con cargo a 2014 y 2015 y que no lo hizo en 2013, según Factset. Pasará de 0 euros en 2013 a 0,05 y 0,10 en 2014 y 2015. Entre enero y febrero habrá otro aluvión de dividendos en el mercado. Según Bloomberg, ACS pagará 0,45 euros en febrero: Amadeus entregará 0,325 euros; Popular repartirá 0,01 euros.
REE

La energética, una de las más rentables por dividendo del Ibex entregará 0,767 euros por acción el 2 de enero y Gas Natural entregará 0,394 euros el 8 de enero. Cie, Técnicas Reunidas o Amadeus serán otras de las cotizadas que distribuirán sendos dividendos entre sus accionistas.

Nueva fiscalidad para los dividendos en 2015

La reforma fiscal cambia de forma relevante la tributación de los dividendos que pagan las empresas cotizadas. Entre las novedades más importantes para los accionistas a partir de 2015, destaca la eliminación de la exención de los primeros 1.500 euros cobrados en dividendo, que fue impulsada en sus momento para promover la compra de acciones entre inversores particulares, recuerda Victoria Torre, responsable de análisis y producto de Self Bank.

De esta manera, el año que viene los inversores tendrán que tributar por el 100% de las cantidades percibidas en el año en concepto de dividendos, desde el primer céntimo de euro. Este cambio bien puede influir en las decisiones de los inversores e inclinar la balanza del scrip dividend a favor del cobro en acciones y no en metálico.

Fiscalmente, lo aconsejable va a ser canjear los derechos por nuevos títulos, dado que así se difiere la ganancia patrimonial hasta el momento en que se vendan las acciones.

Hasta ahora, el procedimiento de cobro en el scrip dividend más beneficioso para los contribuyentes era el de la venta de los derechos a la propia empresa, ya que al tener tratamiento de dividendos, los primeros 1.500 euros estaban exentos de tributar. Pero con la llegada de la reforma fiscal, esta opción pasará a ser la menos ventajosa para el contribuyente, ya que deberá tributar por la cantidad total que reciba.

La nueva reforma tributaria ha modificado los tipos que gravan el ahorro. Se han rebajado en todos los tramos, lo que en parte reduce el impacto del fin de la exención anteriormente citada. El ahorro hasta 6.000 euros, que hasta este año tributaba al 21%, pasará al 20% en 2015 y al 19% en 2016. Entre 6.000 y 24.000 euros pasará del 25% de 2014 al 22% en 2015 y al 21% en 2016. Entre 24.000 y 50.000 euros, el tipo pasa del 27% actual al 22% el año que viene y al 21% en 2016. Por último, el ahorro que supere los 50.000 euros bajará del 27% de este año al 24% el año que viene y al 23% en 2016.