Reestructura la dirección, elevará el dividendo y lanza el plan de eficiencia

Abertis sacará a Bolsa su filial de ‘telecos’ en 2015

Hispasat quedará fuera de la colocación

Francisco Reynés. Ampliar foto
Francisco Reynés.

La dirección de Abertis se reúne esta mañana en Londres con analistas e inversores con una serie de anuncios incluidos en el nuevo plan estratégico 2015-2017 que prometen dar la vuelta a la compañía en los próximos tres años. El de mayor resonancia es el de la decisión de sacar a Bolsa a Abertis Telecom, una vez que ha sido segregada Hispasat de esta división.

La compañía que dirige Francisco Reynés, que ya dirigió la OPV de Criteria, pretende lanzar la filial al parqué a lo largo del primer semestre de 2015. Y será en la Bolsa española. Restan numerosos detalles que se irán abordando en las próximas semanas. Desde la compañía no se adelanta aún el porcentaje a colocar, si habrá tramo minorista, aunque todo parece indicar que sí, y cuál será la valoración.

Abertis cree que obtiene mayor valor y flexibilidad financiera con una OPV que con la entrada de un socio minoritario en el capital de Telecom. Ahora se dispone a contratar a los asesores en los próximos días.

Abertis Telecom, sin Hispasat, está enfocada a la transmisión de la señal de televisión y de telefonía móvil. Su cesta de activos está compuesta por 7.700 torres, la mayoría en España tras las adquisiciones a Telefónica y Yoigo. Hispasat, por su parte, tiene su propio plan de inversión de 1.000 millones en lanzamientos en los próximos cuatro años y busca posibles adquisiciones en Europa del Este, Oriente Medio y Asia.

La candidata a cotizar factura 400 millones anuales y presenta un ebitda de 175 millones (5% del total del grupo Abertis). Ni en España ni prácticamente en Europa tiene comparables cotizando, al estar las torres en manos de los operadores. Sin embargo, se trata de una actividad en proceso de externalización y hay operadores de móvil dispuestos a vender sus antenas para que las opere un tercero, como Portugal Telecom, Wind y Telecom Italia, entre otros.

En el caso de Abertis Telecom, que cambiará muy probablemente de marca, trabaja con antenas multioperador y contratos a largo plazo. Italia, Reino Unido, Alemania o Brasil son algunos de sus mercados de interés.

La operación viene diseñándose desde hace meses, pero cambia de raíz el matiz: se pasa de buscar un socio minoritario a intentar una oferta pública de venta. El capital captado será destinado principalmente al crecimiento de la propia compañía y al frente permanecerá como consejero delegado un hombre de Abertis, Tobías Martínez.

La OPV figura dentro del plan estratégico 2015-2017 aprobado por el consejo de administración de Abertis el martes. El consejero delegado de la compañía, Francisco Reynés, estima minutos antes de comenzar a verse con analistas en Londres que “Abertis se ha ganado la confianza del mercado tras cumplir los objetivos del anterior plan estratégico, presentado en 2010”. Unos 150 analistas e inversores escucharán hoy en la capital británica las guías que marcan el nuevo camino de la firma española.

Los pilares de la nueva hoja de ruta, según documento que ha sido ya publicado por la CNMV, están enfocados hacia el objetivo de incrementar el ebitda del grupo un 8% anual a perímetro y tipo de cambio constante, con lo que cerraría 2017 con 4.000 millones de euros. Además de un incremento de los ingresos de explotación, desde Abertis se confía en el éxito del segundo plan de eficiencia que acompaña a la estrategia a tres años vista. Se trata de elevar el rendimiento bruto de explotación del 64% actual a un 68%, lo que lleva implícito la generación de 1.400 millones de valor gracias a nuevas eficiencias obtenidas en Francia, Brasil y Chile.

Los objetivos vienen impulsados por cambios organizativos en busca de actuar en los mercados de origen de los ingresos en detrimento de una sede central menos poblada. El responsable del negocio de autopistas en España, José Luis Giménez, se ocupará de la nueva dirección general industrial corporativa. Su puesto lo ocupará Toni Español, responsable hasta ahora de Explotación en el negocio de autopistas. Y Luis Deulofeu pasa de responsable de implementar el plan de eficiencia a conducir la filial francesa Sanef, de la que debe obtener ahorros en el marco del nuevo plan estratégico.

Para el accionista también hay mensajes de interés. La firma participada por CaixaBank, OHL y CVC promete un incremento del dividendo, aunque se descarta un pago extraordinario por la salida a Bolsa de Abertis Telecom. Abertis también se lanzará a la compra de acciones propias al entender que la cotización está barata. Quedará pendiente si la autocartera se amortiza, generando una revalorización para los accionistas, o se utiliza para lanzar alguna operación corporativa. Abertis cuenta a día de hoy con un 0,4% en la caja de acciones propias y la intención es no alcanzar el límite del 10% que permite la ley.

Repartirá 2.000 millones en dividendos ordinarios hasta 2017

El grupo de infraestructuras Abertis lleva en su nuevo plan estratégico 2015-2017 un incremento del 5% anual en su dividendo, a lo que se suma la tradicional entrega de una acción nueva por cada 20 antiguas. De este modo, la remuneración al accionista crecerá un 10% cada ejercicio, hasta sumarse el pago de 2.000 millones en los tres años de la nueva hoja de ruta del grupo.

La compañía que dirige Francisco Reynés presenta esta mañana en Londres su plan a los analistas, en el que se incluye la salida a Bolsa de la filial Abertis Telecom en el primer semestre de 2015. Abertis, que ha presentado a primera hora los resultados del tercer trimestre, también ha anunciado un plan de recompra de acciones (share buyback) de hasta un 5% del capital entre 2015 y 2017.

Abertis ha presentado hoy sus cuentas al cierre de septiembre, con subidas en ingresos (+6%), Ebitda (+11%) y resultado neto (+5%). “El periodo está marcado por la mejora del tráfico global, que consolida la tendencia positiva en España desde principios de año”, explica la empresa. El resultado neto se sitúa en 560 millones de euros, un 5% superior al del mismo periodo del año anterior. Las cuentas se ven afectadas por el impacto de los tipos de cambio, que tuvieron especial incidencia por la depreciación de moneda tanto en Chile como en Brasil y Argentina.

Descontando el efecto de los tipos de cambio, los resultados de Abertis en este periodo habrían crecido un 11% en ingresos y un 15% en Ebitda. La Intensidad Media Diaria (IMD) del conjunto de las autopistas del Grupo creció un 2,2% en los primeros nueve meses del año, con incrementos destacados en Chile (+4,4%), Brasil (+3,1%) y Francia (+2,3%), que continúan evolucionando por encima de las previsiones.

En el caso de España, se confirma la consolidación del cambio de tendencia, con cifras positivas entre enero y septiembre, periodo en el que el tráfico creció un 1,6% y que supone el mejor tercer trimestre desde 2007. El negocio exterior representa ya más del 60% del total consolidado del Grupo. Francia y Brasil aportan conjuntamente más de la mitad de los ingresos de la compañía.